ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

jueves, 23 de octubre de 2014

Las voces de los maestros - Varios autores

Teorías y consejos para cuentistas ilusionados
 Varios autores
A propósito de los cuentos, decidimos acompañar el tema con un breve paseo por las teorías y consejos que sobre el género han formulado sus propios practicantes. Sobra decir que las reglas artísticas son para dominarlas y luego, de ser necesario, descartarlas.

No debería haber una sola palabra en toda la composición cuya tendencia, directa o indirecta, no se aplicara al designio preestablecido”. Edgar Allan Poe, “Hawthorne y la teoría del efecto en el cuento”.

Al planear un cuento uno tiende a pensar primero sobre su marco: de una multitud de protagonistas y personajes secundarios uno elige sólo a una persona —esposa o esposo—; lo pone sobre el lienzo y lo pinta solo. Haciéndolo sobresalir, mientras distribuye a los otros sobre el lienzo como centavitos sueltos, y el resultado es algo así como el firmamento: una gran luna rodeada de muchas estrellas pequeñas”. Chejov, “Cartas sobre el cuento”.

No debes dar al lector ninguna oportunidad de recuperarse: tienes que mantenerlo siempre en suspenso... Las obras largas y detalladas tienen sus propios fines particulares, que por supuesto requieren de la ejecución más cuidadosa... Pero en los cuentos es mejor no decir suficiente que decir demasiado, porque... porque... No sé por qué”. Chejov, “Cartas sobre el cuento”.

La teoría del iceberg de Heming­way es la primera síntesis de ese proceso de transformación: lo más importante nunca se cuenta. La historia secreta se construye con lo no dicho, con el sobreentendido y la alusión”. Ricardo Piglia, “Tesis sobre el cuento”.

El desenlace en la narrativa, el efecto buscado en todas las demás composiciones, debería haber sido considerado y arreglado de manera definitiva antes de escribir la primera palabra; y ni una palabra debería entonces escribirse que no tendiera —o formara parte de una oración tendiente— hacia el desarrollo del desenlace o al fortalecimiento del efecto”. Edgar Allan Poe, “Sobre la trama, el desenlace y el efecto”.

Esa técnica no implica, como se piensa con frecuencia, el final sorprendente. Lo fundamental en ella es mantener vivo el interés del lector y por tanto sostener sin caídas la tensión, la fuerza interior con que el suceso va produciéndose. El final sorprendente no es una condición imprescindible en el buen cuento... Un final sorprendente impuesto a la fuerza destruye otras buenas condiciones en un cuento. Ahora bien, el cuento debe tener su final natural, como debe tener su principio”. Juan Bosch, “Apuntes sobre el arte de escribir cuentos”.

Los detalles son también la clave. Dios nos libre de los lugares comunes. Primero que nada, evita describir el estado interior del héroe; tienes que tratar de que se aclare a partir de sus acciones... El centro de gravedad debe estar en dos personas: él y ella”. Chejov, “Cartas sobre el cuento”

Para describir una banda de cuatreros en 700 líneas yo tengo que pensar y hablar todo el tiempo como ellos, sentir con sus sentimientos; de otro modo, si permito que se introduzca mi subjetividad, la imagen se desdibujará y el cuento no será ya tan compacto como todo cuento debe ser”. Chejov, “Cartas sobre el cuento”.

El comienzo de mis cuentos es siempre tan prometedor y parece como si fuera el comienzo de una novela, la mitad es apretujada y tímida, y el final es como un esbozo breve, como fuegos artificiales”. Chejov, “Cartas...”.

No adjetives sin necesidad. Inútiles serán cuantas colas de color adhieras a un sustantivo débil. Si hallas el que es preciso, él solo tendrá un color incomparable. Pero hay que hallarlo”. Ho­ra­cio Quiroga, “Decálogo del perfecto cuentista”.

El consejo es sano pero no infalible, hay estilos que descansan en gran parte sobre los adjetivos. El adjetivo imprevisto y contradictorio de Borges; el adjetivo casi siempre más fuerte que el sustantivo de la obra de Mallea; el adjetivo humilde y exacto de Maupassant y el que ayuda en Poe a la obra del terror”. Sylvina Bullrich, “Refutación del ‘Decálogo del perfecto cuentista’ ”

El escritor no necesita de juegos ni de trucos para hacer sentir cosas a sus lectores. Aun a riesgo de parecer trivial, el escritor debe evitar el bostezo, el espanto de sus lectores”. Raymond Carver, “Escribir un cuento”.

Toma a tus personajes de la mano y llévalos firmemente hasta el final, sin ver otra cosa que el camino que les trazaste. No te distraigas viendo tú lo que ellos no pueden ver o no les importa ver. No abuses del lector. Un cuento es una novela depurada de ripios”. Horacio Quiroga, “El decálogo del perfecto cuentista”.

Un escritor argentino, muy amigo del boxeo, me decía que en ese combate que se entabla entre un texto apasionante y su lector, la novela gana por puntos, mientras que el cuento debe ganar por knockout. Es cierto, en la medida en que la novela acumula progresivamente sus efectos en el lector, mientras que un buen cuento es incisivo, mordiente, sin cuartel desde las primeras frases”. Julio Cortázar, “Algunos aspectos del cuento”.

La novela es como un veneno lento y el cuento como un navajazo”. Marina Mayoral.

La novela se desarrolla en el papel, y por lo tanto en el tiempo de lectura, sin otros límites que el agotamiento de la materia novelada; por su lado, el cuento parte de la noción de límite, y en primer término de límite físico”. Julio Cortázar, “Algunos aspectos del cuento”.

Un cuento es una acción dramática completa, y en los buenos cuentos los personajes se muestran por medio de la acción, y la acción es controlada por medio de los personajes. Y como consecuencia de toda la experiencia presentada al lector se deriva el significado de la historia... En la escritura de ficción, salvo en muy contadas ocasiones, el trabajo no consiste en decir cosas, sino en mostrarlas. Un buen cuento no puede ser reducido, sólo puede ser expandido. Un cuento es bueno cuando ustedes pueden seguir viendo más y más cosas en él, y cuando, pese a todo, sigue escapándose de uno”. Flannery O’Connor, “El arte del cuento”.

Aparte tomado de:


De Ñapa: Las voces de los maestros (Tomado de The Guardian)
Tomado de: 

Si suena como algo escrito, lo reescribo. - Elmore Leonard

Recorta (quizá debería decir RECORTA): sólo eliminando las palabras no esenciales se puede lograr que las esenciales cuenten. - Diana Athill

Mantén la atención del lector (funcionará mejor si puedes mantener la tuya). Pero no puedes saber quién será el lector, así que es como disparar a los peces con un tirachinas en la oscuridad. Lo que fascine a A aburrirá mortalmente a B. - Margaret Atwood

Cambia de opinión. Las buenas ideas a menudo son asesinadas por otras mejores. Estaba escribiendo una novela sobre una banda llamada The Partitions. Entonces decidí llamarlos The Commitments - Roddy Doyle

Relee, reescribe, relee, reescribe. Si sigue sin funcionar, tíralo a la papelera. Es una sensación agradable, y no quieres estar rodeado de los cadáveres de poemas e historias que lo tienen todo menos la vida que necesitan. - Helen Dunmore

Escribe todos los días. Crea el hábito de poner tus reflexiones en palabras y gradualmente se convertirá en un instinto. Ésta es la regla más importante de todas y naturalmente yo no la sigo. - Geoff Dyer

Diviértete. - Anne Enright

No leas reseñas sobre tu obra. - Richard Ford

La ficción que no sea una aventura personal del autor hacia lo estremecedor o lo desconocido no merece la pena ser escrita, a no ser por dinero. - Jonathan Franzen

No esperes a la inspiración. La disciplina es la clave. - Esther Freud

La regla principal de la escritura es que si te dedicas a ello con suficiente seguridad y confianza, se te permite hacer lo que te apetezca. (Eso pude ser una regla para la vida, además de para la escritura. Pero definitivamente es cierto para la escritura.) - Neil Gaiman

Estilo es el arte de quitarte de en medio, no de ponerte ahí. - David Hare

No planees escribir - escribe. Es escribiendo, no soñando sobre ello, como desarrollamos nuestro propio estilo. - PD James

Lee. Tanto como puedas. (...) Recordarás aquello que sea bueno, así que no necesitas tomar notas. - Al Kennedy

La descripción debe funcionar en su lugar. No puede ser simplemente ornamental. Normalmente funciona mejor si tiene un elemento humano; es más efectiva si viene de un punto de vista implicado, en vez del ojo de Dios. Si la descripción está adornada por el punto de vista del personaje que hace el descubrimiento, se convierte, de hecho, en parte de la definición de personaje y parte de la acción. - Hilary Mantel

Zanahoria y palo - haz que los protagonistas sean perseguidos (por una obsesión o un villano) y que persigan (una idea, un objeto, una persona, un misterio). - Michael Moorcook

Cuando estoy inmerso en una historia, viviéndola mientras la escribo, honestamente no sé lo que ocurrirá. Intento no dictarlo, ni jugar a ser Dios. - Michael Morpurgo

Recuerda que el sinsentido no existe. - Andrew Motion

Ten en mente a Oscar Wilde: 'Un poco de sinceridad algo peligroso, mucha es absolutamente fatal'. - Joyce Carol Oates

Escribe lentamente y a mano, sólo sobre cosas que te interesen. - Annie Proulx

Mi principal norma es decir no a cosas como esta, que me distraen de mi verdadero trabajo. - Philip Pullman

Aprende a ser autocrítico. - Ian Rankin

La vida del escritor es esencialmente un confinamiento solitario." - Will Self

Lo más parecido que tengo a una regla es un Post-It frente a mi escritorio que dice 'Faire et se taire' (Flaubert) que traduzco para mí misma como 'Cállate y sigue con ello'. - Helen Simpson

Intenta leer tu propio trabajo como lo haría un extraño, o mejor, como lo haría un enemigo. - Zadie Smith

Deja de sentir pena de ti mismo. - Colm Tóibín

Olvida el aburrido viejo dicho de 'escribe sobre lo que conoces'. En vez de eso, busca un área de experiencia todavía desconocida para ti pero accesible que te sirva para expandir tu conocimiento del mundo y escribe sobre ella. - Rose Tremain

El ritmo es crucial. Escribir bien no es suficiente. Los estudiantes de literatura pueden ser buenos produciendo una única página de prosa bien construida, lo que algunas veces les falta es la habilidad para llevar al lector en un viaje, con todos los cambios de terreno, velocidad y humor que un largo trayecto implica. - Sarah Waters


Sé ambicioso por el propio trabajo y no por la recompensa. - Jeanette Winterson