ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

jueves, 23 de octubre de 2014

Cómo escribir una buena historia de horror - Charles Pearson


Escrito por Charles Pearson | Traducido por Casiana Martina

Las historias de horror han sido realmente atractivas en los últimos 30 años. La gente quiere experimentar a través de los personajes el horror de sentirse aislado, aterrorizado con sus vidas amenazadas por peligrosos y horribles monstruos, villanos o eventos. Sin embargo, los lectores de hoy son un poco quisquillosos acerca de lo que quieren leer en una típica novela de horror.

Instrucciones

1
Accede a tus miedos más grandes. Recuerda eventos que te han aterrorizado o trata de imaginar las peores perspectivas posibles que puedan ocurrir en tu vida. Permanece en contacto con tus sentimientos acerca de estas espantosas ideas así puedes comunicar la sensación de horror.

2
Lee literatura de horror. Si prestas atención a cómo el escritor crea sensaciones de suspenso y terror, puedes tener una idea de cómo crear estos efectos por tí mismo. También, si lees historias de horror, estarás informado acerca de lo que ya se ha hecho y entonces puedes intentar crear historias de horror más novedosas. Los lectores se desensibilizan ante los clichés de escritura usados una y otra vez y no se asustarán con tu historia.


3
Inventa una serie de eventos espantosos y luego ordénalos desde el menos atemorizante al más horrible. Esto mantendrá el suspenso el mayor tiempo posible.

4
Crea un protagonista con el que el lector pueda identificarse. Si creas un protagonista inusual, trata de darle algunas emociones u otros rasgos que el lector pueda encontrar en sí mismo. Hacer que tu personaje sea fuerte hará que el lector se dé cuenta de qué cosas horribles pueden suceder incluso al más fuerte de los personajes.

5
Decide donde quieres que ocurra la historia. Elegir un escenario con el que los lectores se hayan familiarizado los ayudará más a sentirse identificados. Sin embargo, siempre es una ayuda desconcertar al lector con elementos bizarros como un cementerio de animales que hace resucitar a las mascotas muertas.

6
Espolvorea con sangre, pero no demasiado. Excesiva sangre empuja al lector lejos de la emoción del miedo hacia la emoción de disgusto.

7
Revela lentamente la información al lector. Dar información demasiado rápido hace la historia muy predecible, pero tomarse demasiado tiempo hace que el lector se aburra y abandone lo que está leyendo.

8
Presenta a todos los personajes al principio de la historia y luego enfócate casi enteramente en el argumento.

9
Haz que tus personajes sobrevivientes triunfen de una manera original que muestre cuanto el personaje ha crecido.


Consejos y advertencias


Aunque no es esencial, escribir acerca de eventos que pueden suceder en la vida real puede ser más atemorizante porque el lector puede identificarse al sentir el mismo miedo que sienten los personajes. No permitas que el suspenso decaiga. Si el paso de la historia se vuelve muy lento, haz que algo excitante suceda que despiste al lector.

Tomado de: