ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

viernes, 24 de octubre de 2014

Consejos para escritores: Roddy Doyle

Consejos para escritores: Roddy Doyle




1 No coloque una fotografía de su autor favorito en el escritorio, sobre todo si el autor es uno de esos famosos que se suicidaron.

2 Sea bueno consigo mismo. Llene las páginas lo más rápidamente posible, use doble espacio. Considere cada nueva página como un pequeño triunfo.

3 Hasta que llegue a la página 50. Entonces cálmese, y empiece a preocuparse por la calidad. Póngase ansioso: es su trabajo.

4 Déle a la obra un nombre tan pronto como le sea posible. Hágala propia y véala. Dickens sabía que Casa desolada se llamaría Casa desolada antes de empezar a escribirla. El resto debe de haberle sido fácil.

5 Limite la navegación a unos pocos sitios web al día. No se acerque a los corredores de apuestas en internet, a menos que sea parte de la investigación.

6 Tenga un diccionario de sinónimos, pero en un cobertizo de la parte trasera del jardín o detrás de la heladera, en algún lugar donde le demande un esfuerzo llegar hasta él. Las palabras que le vienen a la mente serán suficientes, por ejemplo, "caballo", "corrió", "dijo".

7 En ocasiones, ceda a la tentación. Lave el piso de la cocina, cuelgue la ropa lavada. Es parte de la investigación.

8 Cambie de opinión. Las buenas ideas son a menudo asesinadas por otras ideas mejores. Yo estaba trabajando en una novela sobre un grupo llamado las Particiones, luego lo cambié y me decidí a llamarlos los Comprometidos.

9 No buscar en amazon.co.uk el libro que Ud. no ha escrito todavía.


10 Dedique unos minutos al día de trabajo en la biografía de la solapa: "Divide su tiempo entre Kabul y Tierra del Fuego". Pero luego vuelva al trabajo.