ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

viernes, 8 de mayo de 2015

Escribir: Manual de técnicas narrativas Enrique Páez(Parte I)


Escribir: Manual de técnicas narrativas
Enrique Páez(Parte I)

De un manual de escritura clásico y muy práctico, el libro Escribir. Manual de técnicas narrativas de Enrique Páez,hicimos el ejercicio de extraer las recomendaciones que aparecen al final de cada capítulo. Es un abrebocas para un excelente recopilación de consejos literarios aterrizados, coherentes y pragmáticos, que no dudamos en recomendar de manera entusiasta para todos los interesados en el arte de escribir.



1. LA CUEVA DEL ESCRITOR(el entorno)
1
Busca un lugar (una habitación, una mesa, un rincón, una biblioteca) donde puedas escribir sin demasiadas interrupciones.
2.
Planifica tu tiempo y reserva una hora para la escritura. Tienes que encontrar la que mejor se adapte a tu ritmo de escritura. Defiéndelo como una conquista personal.
3.
Entra en la escritura con el mismo espíritu con el que un niño entra en el juego. Sumérgete en ella hasta que solo existáis tú y tu cuaderno.
4.
Encuentra el tiempo y lugar más apropiados para ti. Prueba a escribir en distintos lugares y a distintas horas.
5.
Prueba a escribir también con distintos materiales (hojas en blanco, un cuaderno cuadriculado, una máquina de escribir, un ordenador personal; con pluma, bolígrafo o lápiz...).
6.
Recuerda que no hay lugares, tiempo o materiales que sean mejores que otros. Valen los que a ti te sirvan. Y, a veces, conviene variar.

2. EL PRIMER RESPLANDOR (la idea)
1.
Los buenos argumentos están por todas partes, pero hay que desarrollar la facultad de saber verlos. Para ello hay que ejercitarse mirando la realidad «con ojos de escritor», tratando de ver lo que hay más allá de todas las cosas.
2.
Las buenas historias salen a buscarnos y reclaman nuestra atención. Debemos afinar el oído y aprender a escucharlas. Son las musas, y nuestra relación con ellas debe ser de buena amistad. Picasso decía: «Yo no busco: encuentro».
3.
Cuando vemos que se nos ha presentado una idea que parece original, o al menos aprovechable, debemos fijarla inmediatamente en un cuadernillo con unos breves apuntes. Una frase, y a veces una sola palabra, será suficiente.
4.
El germen de una historia puede estar en un personaje, una situación, un objeto, una mirada... La historia no está completa, pero ya empieza a ser posible que exista en un futuro.
5.
No salgas desnudo a la calle. Lleva siempre contigo un pequeño cuaderno y un bolígrafo.

3. LA REALIDAD TRANSUBSTANCIADA (La vida como inspiración)
1.
Asume el papel de ser intérprete de tu realidad personal y social. Déjate guiar por tu intuición a la hora de percibir, sentir. Bucea en tu interior mientras haya algo esperando salir a la luz, porque «escribir es hacia fuera, para otros», como diría José Luis Sampedro.
2.
Otorga a la realidad el nuevo sentido de tu traducción personal.
3.
Busca matizar la realidad con un lenguaje fluido, elocuente, capaz de causar la impresión de una nueva interpretación por cuenta del lector.
4.
Aunque tomes la distancia del extrañamiento o la desfamiliarización, no pierdas de vista la esencia.
5.
Entrénate con metáforas de largo alcance: si tu infancia fue divertida, transubstancia tu casa en una carreta de circo; si fue triste, inventa que
vivías en una funeraria.

4. EL BLOQUEO LITERARIO (TRUCOS)
1.
La página en blanco actúa siempre como el espejo de tu temor a escribir. Está allí para reflejar tu desconfianza ante tu propia capacidad creativa. El miedo paraliza y bloquea, o mueve e incita. ¿Qué escoges? Ponte el reto de desafiar cada día a ese enemigo con un plan ordenado.
2.
No te sientes a esperar a que alguna de las musas te dicte lo que tienes que escribir. Ni a que estés más Binspirado que nunca o en un trance de rapto creativo. Simplemente escribe.
3.
Convierte a tu crítico interno en un aliado, en un cómplice. Que espíe detrás de tu hombro, pero cuando sea necesario darle un codazo para que se aparte, no lo dudes ni un segundo: hazlo.
4.
Escribe por placer. Refúgiate en la creación literaria como lo harías al disfrutar del plato más suculento o del más cálido y reconfortante de los abrazos.

5. EL PERFIL DEL ESCRITOR

1.
Tienes las cualidades innatas necesarias para ser escritor, pero tienes que potenciarlas. Ejercita la imaginación, la observación y la memoria. Interésate por todo lo que tienes a tu alrededor, pregunta sin descanso y lee todo lo que caiga entre tus manos.
2.
Revisa las opciones de formación de escritor que se ajustan más a tus expectativas. Este libro te dará unas pautas, pero no dejes de cotejar lo aprendido sobre las técnicas narrativas en sesiones o talleres que te aporten luces para emprender el camino de la escritura.
3.
Conviértete en documentalista. Bucea en las bibliotecas, los quioscos de periódicos e Internet. Aprende a extraer de lo bueno, lo mejor. Encontrarás mucha información, pero tienes que ser selectivo.  No te vayas por las ramas.
4.

Sé disciplinado, pero no te castigues. Busca el equilibrio a través del placer de la escritura.