ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

jueves, 15 de octubre de 2015

Acerca del oficio de escribir (varios autores)



Acerca del oficio de escribir (varios autores)
            
           (...) Soy un artesano, necesito trabajar con las manos. Me gustaría tallar mis novelas en madera. Mis personajes... me gustaría que fueran más densos, más tridimensionales. Y me gustaría hacer un hombre tal que todos los otros, al mirarlo, encontraran en él sus propios problemas.
George Simenon

            Mi vida está clarísima. Me resulta totalmente claro que tengo que hacer mi trabajo; todo lo que estorba ese trabajo, lo elimino, todo lo que lo favorece me interesa. Osea, que, por una vez, las cosas son muy fáciles.
Thomas Bernhard

            Escribir es un acto de amor. Si no lo es, sólo es escritura. Consiste en obedecer al mecanismo de las plantas y los árboles y en proyectar esperma a gran distancia en derredor nuestro. El lujo está en lo que se pierde. Esto fecunda; aquello cae a un lado.
Jean Cocteau

            El oficio o arte de escribir es el torpe intento de encontrar simbolos para lo inexpresable. En soledad absoluta, un escitor intenta explicar lo inexplicable. Y a veces, si tiene mucha suerte y el momento es el adecuado, una pequeña porción de lo que intenta hacer se escurre hacia la realización, pero no mucho. Y si es un escritor con suficiente discernimiento como para saber que es imposible hacerlo, entonces no es un escritor.
John Steinbeck

            Hay entre los marinos aquellos que descubren nuevos mundos, que añaden tierras y estrellas a las estrellas: estos son los maestros, los eternamente espléndidos. luego están los que vomitan el terror desde las partes de sus navios, los que capturan, enriquecen y engordan. Algunos zarpan en pos de oro y seda bajo otros cielos, otros sólo pretenden atrapar en sus redes salmones para los gourmets y bacalao para los pobres. Yo soy el oscuro y paciente pescador de perlas que se zambulle hasta las profundidades y emerge con las manos vacias y la cara azul. Cierta atracción fatal me conduce hacia los abismos del pensamiento, hasta el fondo de unas simas interiores que, para los fuertes, jamás se agotan. Me pasaré la vida mirando el oceano del arte en el que otros navegan y combaten, y a veces me divertiré yendo a buscar al fondo del mar conchas verdes o amarillas que los demás desprecian. de modo que las guardaré para mi y cubriré con ellas las paredes de mi choza.
Gustave Flaubert

            (...) nací para escribir. La palabra es mi dominio sobre el mundo. Tuve desde la infancia varias vocaciones que me llamaban ardientemente. Una de las vocaciones era escribir.  Y no sé por qué, fué esta la que seguí. Tal vez porque  para las otras vocaciones necesitaría un largo aprendizaje, mientras que para escribir el aprendizaje es la propia vida viviéndose en nosotros y nuestro alrededor. Es que no sé estudiar. Y, para escribir, el único estudio es justamente escribir. Me adiestré desde los siete años para tener un dia la lengua en mi poder. Y no obstante, cada vez que voy a escribir, es como si fuera la primera vez. Cada libro mío es un estreno penoso y feliz. Esa capacidad de renovarme toda, a medida que el tiempo pasa, es lo que yo llamo vivir y escribir.
Clarice Lispector

            Cuando el trabajo no marcha bien, no hay vida más miserable que la de un escritor. Pero cuando marcha bien, cuando la iluminación ha puesto en foco una obra de modo que ésta crece limpidamente y fluye, no existe felicidad comparable.
Carson McCullers
______________________________________________________________________________________________________________________________________________
 (...) podría decir que (al escribir) sucede lo mismo que cuando uno se enamora. De pronto uno necesita escribir. Uno se enamora y no sabe por qué.
Ernesto Sábato

            No creo que nadie pueda elaborar un estilo de forma consciente (...) es algo como ¿sueña usted conscientemente? No sabemos gran cosa acerca de estos procesos. creo que escribir lo hace crecer a uno y uno hace crecer lo que escribe, y finalmente se obtiene una amalgama de todo lo que se ha robado y un nuevo tipo de personalidad que es el de uno, entonces uno puede pagar esa deuda con unos pocos intereses, que es la única cosa honorable que puede hacer un escritor...por lo menos un escritor que es un ladrón como yo.
Lawrence Durrell

            Hay que estar un poco loco para escribir  una gran novela. hay que estar dispuesto a permitir que las partes más oscuras, remotas y secretas de uno mismo se impongan alguna que otra vez (...) De todas las cualidades de la ficción literaria, la intervención de lo insólito es la única que no se puede disimular.
            Si pudiera explicar exactamente lo que pretendo decir, probablemente conseguiría lo que en mi opinión nadie ha logrado aún: descubrir el origen mismo del proceso creativo. (...) La mente se abre de forma aparentemente inexplicable y uno sale del mundo. Y sabe que ha estado ausente gracias a las palabras que encuentra en la página al volver (...) El acto de escribir exige cierto grado de trance: el  escritor tiene que arrancar del ámbito de la no existencia a un personaje o una escena, y enfocar dicha escena es su imaginación hasta conseguir verla con tanta claridad como, en otro estado, vería ante él la máquina de escribir (...)
John Gardner

            (...) Esto nos lleva al problema de las ideas en relación con la ficciones, problema qu eme ha preocupado durante toda mi vida literaria. Aludí ante a lo que puede llamarse el "pensamiento mágico" del escritor. Hay dos momentos en su trabajo: en el primero -no me refiero a lo temporal sino a lo esencial-, se sume en las profundidades del ser, se entrega a las potencias de la magia y del sueño recorriendo para atrás los territorios que lo retrotraen a la infancia y a las inmemoriales de la especie, allí donde reinan los instintos básicos de la vida y de la muerte, donde el sexo, el incesto y el parricidio mueven sus fantasmas; es donde el artista encuentra los grandes temas de su creación. luego, a diferencia del sueño, en que angustiosamente se ve obligado a permanecer en esas regiones antiguas y monstruosas, el artista retorna al mundo de la luz, momento en que los materiales son elaborados, con todas las facultades del creador, no ya hombre arcaico, sino hombre de hoy, lector de libros, receptor de ideas, con prejuicios ideológicos, con posición política y social.
Ernesto Sábato

            Durante el proceso creativo parecen existir dos momentos: uno anterior al mismo acto de escribir, elaborado de forma consciente; ese momento para el que todos los escritores necesitan una metáfora: el pozo, el acto amoroso, la semilla en la tierra; y un segundo momento, el momento de las palabras, más racional, más "explicable", pero que yambién parece ser más doloroso y frustrante para el escritor, que pierde una gran parte de ese material en el intento de racionalizarlo. Quizá porque las palabras no sirven sino para esbozar aquello que sentimos, sion sólo un pedazo de tierra emergente sobre un continente hundido.
Ana Ayuso

Tomado de:


http://dreamers.com/manuscritos/docs/manuales/manual011.htm






































miércoles, 14 de octubre de 2015

VARGAS LLOSA Y GARCÍA MARQUEZ: SIMILITUDES LLAMATIVAS

VARGAS LLOSA Y GARCÍA MARQUEZ: SIMILITUDES LLAMATIVAS

Si bien el famoso puñetazo propinado por Vargas Llosa a García Márquez en 1976 los separó para siempre, la vida de ambos escritores tiene una serie de semejanzas y paralelismos que haría las delicias de un cabalista, un numerólogo o un especialista en bioritmos.

El Premio Nobel de Literatura entregado al primero en 2010 volvió a hacer confluir las carreras de Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez, ganador del mismo en 1982, quienes se habían conocido en Venezuela, en 1967 y, (y aquí empiezan las semejanzas)fueron las dos figuras más emblemáticas del “Boom Latinoamericano”.

Para comenzar, ambos fueron ganadores del premio Rómulo Gallegos, el peruano en el año en que se conocieron y el colombiano, posteriormente, en 1972, con “Cien Años de Soledad”, que se convertiría además en núcleo de la tesis doctoral de Vargas Llosa, “Historia de un deicidio”, con la cual se graduó en la Universidad Complutense de Madrid. 

Dice Salvador García: 
Así que no parece meramente fortuito que las dos primeras entregas del Premio Rómulo Gallegos, el más prestigioso entonces de la lengua castellana, recayera en las mejores novelas de estos autores: La Casa Verde Cien años de soledad, y que los discursos y las actitudes políticas asumidos por ambos durante la entrega de aquéllos constituyeran dos de los mayores escándalos político-literarios de América Latina de los años sesenta y setenta.”

Citamos a Jacobo Dolano:

Al trazar un paralelo entre ambos autores surgen una serie de extrañas coincidencias biográficas que parecen sacadas de sus propias novelas y marcan el contenido de sus obras. Viven desde hace décadas vidas entrelazadas; contemporáneos, ambos nacidos en el mes de marzo, escritores y periodistas con una vasta creatividad y rica narrativa. Compañeros primero, amigos íntimos después y finalmente protagonistas de un enfrentamiento, que terminó con un ojo morado del colombiano y le puso punto final a una de las simpatías más fructíferas de la historia de la literatura.”

Hay que recordar que en sus inicios, ambos vivieron varios años en París y en Barcelona.

Dice  Dasso Saldívar en la obra sobre Gabo, “El viaje a la semilla” :

Esta admiración mutua tenía su origen no sólo en el hecho evidente de ser ambos dos grandes de la novela latinoamericana, sino tal vez en el hecho mágico del soterrado paralelismo de sus vidas, un paralelismo que parece sacado de las páginas del divino Plutarco.

Ambos habían sido criados por sus abuelos maternos con todas las complacencias y habían sido dos niños mimados y caprichosos que perdieron el paraíso de su infancia a los diez años;

Ambos conocieron tarde a sus padres y su relación con ellos sería una relación de desencuentro, entre otras razones, porque éstos expresaron su reserva o su oposición a la vocación de sus hijos;

Ambos estudiaron en colegios religiosos y cursaron el bachillerato como internos en centros de régimen monacal o castrense, abrazando la literatura como refugio y como afirmación de su identidad frente a un ambiente que les es hostil o repugnante;

Ambos encontraron en el teatro y la poesía los pilares iniciales de su formación literaria y escribieron versos en su adolescencia y publicaron su primer cuento casi a la misma edad;

Ambos leyeron con fervor a Alejandro Dumas y a Tolstoi, a Rubén Darío y a Faulkner, a Borges y a Neruda;

Ambos empezaron a ganarse la vida en periódicos de provincia en condiciones muy precarias y llegaron muy jóvenes a Europa atraídos por el mito literario de París, donde siguieron viviendo del periodismo, padeciendo en la Ciudad Luz los días tal vez más oscuros de sus vidas;

Ambos pudieron seguir escribiendo sus libros gracias a las buhardillas que los mismos esposos M. y Mme. Lacroix les fiaron durante meses en dos hoteles del Barrio Latino y ambos vieron rechazadas sus primeras novelas por editoriales de la misma ciudad de Buenos Aires; de orientación marxista, los dos eludieron siempre la militancia política en partidos de izquierda y eran defensores confesos de la revolución cubana;

Ambos serían amigos y delfines del gran poeta de las Américas, Pablo Neruda, y terminarían siendo los «hijos» predilectos de la misma Mamá Grande, Carmen Balcells; y, como punto de convergencia, los dos llegarían a ser las estrellas más rutilantes del firmamento de la nueva novela latinoamericana, del impropia y tópicamente llamado Boom.”

Desde el punto de vista de parentesco familiar, dadas sus excelentes relaciones de aquellos años, llegaron hasta el compadrazgo:

El padrino de bautizo del segundo hijo de Gabo, Gabriel Rodrigo, es Vargas Llosa, de hecho.” (http://www.elpais.com.co/elpais/cultura/noticias/historia-puno-partio-amistad-entre-vargas-llosa-y-garcia-marquez )

García Márquez hizo de padrino en el bautizo del segundo hijo de los Vargas Llosa, a quien pusieron de nombre Gabriel Rodrigo Gonzalo.


Una de las mejores y más impresionantes anécdotas, es la que sigue.

Dice Oscar Alarcón:
Así les ha sucedido innumerables veces, infinidades, desde cuando varios años atrás ambos habrían de recordar los albergues parisinos en donde, sin saberlo, estuvieron en épocas distintas, pobres e indocumentados, esperando ellos el trabajo o la ayuda para conseguir lo que siempre deseaban lograr y lo obtuvieron: ser escritores. Esa es la increíble y triste historia de estos dos grandes novelistas latinoamericanos, llena de paradoja pero que siempre confluyen...

Cuando en los años cincuenta García Márquez viajó a París, como enviado especial de éste diario, llegó al hotel Flandre, en rue Cujas. El periódico lo cerraron y como el coronel de su novela, que entonces la escribía desde allí, y en la que reflejó su propia situación del  momento,  él no esperaba una pensión sino algo con que pagar la pensión. La dueña le permitió quedarse de gratis, hasta cuando pudiera ponerse al día, siempre que se ubicara en la guardilla y arreglara diariamente sus propias cosas. Igual le pasó a Vargas Llosa años después, entonces con su tía Julia, pero en el hotel Wetter, muy cerca del otro –ambos en el barrio latino–, en rue du Sommerard. Con el tiempo se dieron cuenta de que quien le había fiado al primero era la misma que años después  dio albergue al segundo, la señora Lacroix. Después, mucho después, cuando la “madame” vio al colombiano, lo reconoció enseguida y con admiración exclamó: “¡Claro que lo conozco! Es el señor Márquez, el periodista del último piso”.”

Y ya para terminar, la última coincidencia: Gerald Martin, el biógrafo oficial de Gabo, el que escribió la exhaustiva "UNA VIDA", está escribiendo las memorias de Vargas Llosa. Con todo lo que hemos visto, no podía ser otro.

Otra referencia:




viernes, 9 de octubre de 2015

Frases de Gordon Gekko, el magnate de la película Wall Street


Gordon Gekko: uno de los personajes 

cinematográficos más icónicos de los 80’


Encarnado por el actor Michael Douglas en la película “Wall Street”, este personaje se transformaría en símbolo del capitalismo más salvaje gracias a su inmortal frase: “La codicia es buena”.
La interpretación de Gordon Gekko fue tan alabada y memorable que le valió a Michael Douglas un premio Oscar al mejor actor. Sin embargo, el propio Douglas pensaba que el personaje sería prontamente olvidado, pero ocurrió exactamente lo contrario. Con el paso de los años, Gordon Gekko se transformó en un ícono de la cultura popular, en la representación más pura y vívida del capitalismo y en el símbolo más voraz del darwinismo social, donde el empresario más grande se come a los más pequeños.
En el 2003 el American Film Institute posicionó al personaje de Gordon Gekko en el puesto 24 de los 50 más grandes villanos de todos los tiempos. Y la prestigiosa revista, lo designó en el cuarto lugar de la lista de los 15 personajes ficticios más ricos, con una fortuna estimada en más de 8.500 millones de dólares.
De su mitología se han recopilado una serie de frases que han hecho carrera, relacionadas con el arte de generar y acumular riquezas. La obsesion por el poder y el dinero como objetivos únicos y motivación fundamental de la existencia. Un joven escritor me hizo notar que muchas de esas frases tenían aplicación en lo literario, en lo relacionado con la búsqueda, el tesón, el trabajo duro y el logro de resultados. Ahí quedan la inquietud y las máximas. Por lo menos son ingeniosas e invitan a la reflexión.
Años m,ás tarde se hizo una segunda parte, ya con menos repercusión.

Si quieres un amigo, te compras un perro.”

El almuerzo es para desocupados.”

"Si no estas dentro, estas fuera"


"No es por el dinero, es el juego"

Yo no creo riqueza. Yo la poseo.”

Cuando trates de dinero, controla tus emociones.”

La cosa más valiosa del mundo es la información ¿no te parece?”

Yo no soy un destructor de compañías. Soy su liberador.”

"El dinero es una puta que se acuesta contigo pero nunca duerme"

"Toda batalla se basa en el engaño. Si tu enemigo es superior, evítalo. Si tu enemigo está enfadado, irrítalo. Si están igualados, combate. Y sino, espera y recapacita."

"Un tonto y su dinero no están juntos mucho tiempo."


Lo que importa es el dinero, el resto es conversación."

La codicia, a falta de una palabra mejor, es buena; es necesaria y funciona. La codicia clarifica y capta la esencia del espíritu de evolución. La codicia en todas sus formas: la codicia de vivir, de saber, de amor, de dinero; es lo que ha marcado la vida de la humanidad...La codicia es buena. La codicia está bien. La codicia funciona. La codicia se abre camino, aclara y captura la esencia del espíritu evolucionario.”

"Lo más importante no es poseer, es tener acceso."

"El amor es un invento de las personas para no suicidarse"



"Es tan gafe que montaría una funeraria y la gente dejaría de morir".

"El dinero nunca duerme".

"Las comidas de negocios son para gente débil."

"La ‘commodity’ más valiosa que conozco es la información

"Ya no hay nobleza en ser pobre"

 "...la ambición, cualidadque ha marcado la vida de la Humanidad y salvará a esta empresa y a esa otra que va mal, que es EE UU".

"No soy de los que pierden, no hay cosa que más me moleste que eso"

"Si vale la pena hacer algo es por dinero"

"Lo malo del dinero es que te obliga a hacer cosas que no quieres"

De Wall Street 2:

        -   Mirando estos informes... Me dicen que hay 125 millones                de ganancia. Miro el mismo balance, y para mí, han perdido            25 trimestral. Y me dicen no te preocupes,  haremos dinero              de las pérdidas. ¿Cómo haces dinero de una pérdida?                        Dímelo. Solo soy un viejo dinosaurio."

    - Esto ya no es divertido, Jacob. Hablo con un tipo de Mumbai o Bombay y no sé de qué habla. No sé qué vende, no sé quién es o cuánto estoy invirtiendo,

    - Ahora son un montón de máquinas las que nos dicen qué hacer.

    - Envejecer no es para cobardes, muchacho. 

    - Louis, ¿nos estamos hundiendo?
    - Haces la pregunta equivocada, Jacob.
    - ¿Cuál es la pregunta correcta?
    - ¿Quién no?

    - Todos están muy jodidos. No lo saben aún, pero ustedes son la generación SISTA. 
    Sin Ingresos, Sin Trabajo ni Activos. 

    - Alguien me recordó la otra noche que una vez dije que la codicia es buena. Ahora parece que es legal. Pero amigos... es la codicia lo que hace que mi barman compre tres casas que no puede pagar, sin tener dinero. Y es la codicia lo que hace que sus padres, refinancien una casa de US$200 mil dólares por US$250 mil. Y luego toman los 50 mil extra para ir de compras al Mall. Compran un televisor plasma, celulares, computadoras, SUV y... ¡oye! ¿Por qué no una segunda casa? Ahora que podemos... Por que sabemos que el precio de las casas en Estados Unidos siempre sube, ¿no? Y es la codicia lo que hace que el gobierno de este país baje la tasa de interés a 1% luego del 11/9, para que todos vayan a comprar otra vez... Tienen bonitos nombres para los millones de millones en crédito... CMO, CDO, SAB, ABS... Saben, creo que sólo hay 75 personas en el mundo que saben lo que son. Pero les diré lo que son: son ADM... Armas de Destrucción Masiva.

    - Se supone que tú deberías ganar, no ellos. Y la belleza del trato... nadie es responsable.

    - Tomamos un dólar lo llenamos hasta el tope de esteroides y lo llamamos apalancamiento. Yo le llamo Banca Esteroidizada.

    - Muerte apalancada. En otras palabras... endeudarse hasta el cuello. Y odio decirles esto pero es un modelo de negocio de bancarrota. No funciona... Es sistémico, es maligno y es global. Como el cáncer.

    - Así que... ¿qué recibo a cambio? 

    Los fuertes aplastan a los débiles, así es como funciona esto”


    - Ella se acuesta en la cama, a tu lado cada noche. Está junto a ti, con un ojo abierto. El dinero es una perra que nunca duerme. Es celosa y si no la cuidas y le pones atención de cerca, te despertarás por la mañana y tal vez se haya ido para siempre. 

    -Su cifra. La cantidad de dinero que necesita para retirarse lejos y seguir su vida. Creo que todo el mundo tiene su cifra y usualmente es una cifra exacta. ¿Cuál es la suya?
    -Más.

    - Un pescador siempre reconoce a otro pescador desde lejos.

    - Ideales. Los ideales tienen el poder de matar cualquier negocio.

    - Justo como en los viejos tiempos. Aniquilábamos a la gente solo por venganza.

    - Los padres son los huesos con los que los hijos se afilan los dientes.

    - Si alguien destruyera este lugar esta noche, no quedaría nadie que gobierne el mundo.

    - Bueno, ya sabes lo que dicen... Los toros hacen dinero, los osos hacen dinero, los cerdos... van al matadero.

    - Te diré qué... Haré un trato contigo, Bretton. Deja de decir mentiras sobre mí y yo dejaré de decir la verdad sobre ti.

    -¿Saben lo que están haciendo aquí? Están pidiendo el rescate financiero más grande en la historia de este país. Hablas de nacionalización, Bretton. Socialismo. Lo que he combatido toda mi vida.
    -Y si no lo conseguimos, Bill... no habrá más historia. La música se detiene, todo se acaba.

    -¿1929?
    -Será peor ahora, porque va más rápido.

    -¿Eres idealista o capitalista?
    -Yo soy realista.

    - Ahora, son tiempos feos, muy feos. Y es cuando los feos ganan.

    - ¡Jesucristo! El gobierno es peor que una esposa. Tienen todo el poder, tienen la mitad del dinero... ¡y ahora quieren quedarse con la otra mitad!

    - No corras cuando pierdas. No te quejes cuando duela. Es como en primer grado, Jerry. A nadie le gusta el bebé llorón.

    - Muere en tu ley y yo en la mía. ¡Ahora lárgate de aquí!

    - ¿Ves? Es algo que nunca entendiste, chico. No se trata del dinero. Es sobre el juego... El juego de manipular a la gente. Y eso es todo lo que es.

    -Es tu nieto. Dijiste: "el activo más valioso que conozco es el tiempo". Estás viendo el tiempo. No es dinero. Esto es tiempo, Gordon.
    -Lo siento, Jake. Pero esto es simplemente un trato que no puedo hacer.

    - ¿Cuál es la definición de demencia? Es hacer lo mismo, una y otra vez, esperando un resultado distinto. Según esa definición, casi todos somos dementes. Pero no al mismo tiempo. Confiamos que así sea. Pero, ¿puede perdurar este modo de vida, si cada vez más y más gente es demente al mismo tiempo? Se convierte en lo que Gordon decía... sistémico. Como el cáncer.

    - En ese sentido... las burbujas son evolutivas. Eliminan el exceso. Reducen la manada, pero nunca mueren. Regresan en formas diferentes. Cuando estallan, dan origen a un nuevo día. Y siempre crean cambios. 

    - Deja de ir tras el dinero vacío y empieza a producir algo con tu vida. Crea, en vez de vivir de lo que compran y venden los demás
    - El dinero es sólo algo que necesitas en el caso de que no mueras mañana
    - Vas a tener la carrera de ejecutivo más corta desde aquel papa al que envenenaron


Tomado de:


Cómo escribir una novela corta

Cómo escribir una novela corta


Hay algunas historias que simplemente no se pueden contar en una historia, y no son lo suficientemente grande en su alcance a ser una novela larga. Esta forma es novedosa en el medio, que incluye más tiempo de la corta historia de la serie, así como tener espacio para las caracterizaciones más profundas. Algunas novelas son publicados por ellos mismos y algunos se publican en colecciones junto con otras novelas.

Espacio de tiempo. Una historia puede comprender un corto período de tiempo, como por ejemplo un día o una semana, o eventos de noticias puede que hayan tenido lugar durante un período de tiempo más largo. No es, sin embargo, en general, para las historias que tienen lugar en los años o generaciones. La cantidad de tiempo que usted elija debe ser un momento en que es fácilmente encapsulado por este breve formulario.

Crear personajes. Algunas personas les gusta comenzar con una parcela, y algunos prefieren empezar con los personajes. Cada uno tiene sus pros y sus contras, pero yo siempre prefiero comenzar con los caracteres. Si has personajes de carne bien desarrollado a cabo, la trama se puede derivar simplemente de ellos. Debe ser protagonistas y antagonistas, y algunas variaciones de la personalidad que se presta para el conflicto. Debe haber por lo menos un carácter (lo cual está bien) para que el lector se identifique con. Una historia tiene una cierta cantidad de caracteres, pero aún así se debe mantener al mínimo debido a la corta duración de la obra. Demasiados personajes de una obra corta puede hacer que sea difícil identificar con alguno de ellos. Las historias cortas en general no tienen espacio para el número de caracteres que pueden estar presentes en una novela. Pero, hay espacio en una novela corta de caracterizaciones profundas y personajes secundarios.

Esbozar una parcela. La trama debe tener un arco de la historia clara del conflicto, clímax y resolución. La parcela debe ser creíble y tener sentido. Mantenga un registro de su continuidad y líneas de tiempo para evitar posibles errores de impresión. La historia de la escritora ofrece la oportunidad de texturas profundas de una historia más compleja. Un poco de historia, en contraste con una historia corta, puede contener argumentos secundarios al lado de la trama principal.
Te hacen sentir verdadera. Si usted tiene personajes realistas y un complot para traerlos, no debe haber una profundidad de emoción que invoca sentimientos en el lector. Lectores gustaría tener personajes que pueden simpatizar con, y esto puede ser logrado a través de los propios personajes, a través de lo que sucede en la trama, o ambos.

Llegar a una conclusión. La conclusión de una historia debe mostrar cómo la trama ha cambiado los personajes. Si los personajes permanecen estáticas, en realidad no había mucho sentido a la trama. Los personajes deben crecer y cambiar con las lecciones que han aprendido a lo largo de la novela.
Las historias cortas van y vienen en popularidad, pero permanecieron en la escena como una manera de servir al mercado entre el cuento y la novela. También son una buena manera de empezar a escritores a dar el paso hacia la escritura de obras más largas. La novela da al escritor la oportunidad de tomar una historia que es de corto alcance y llenarlo con todo lujo de detalles y caracterización.

Consejos prácticos:
Las historias cortas son generalmente cerca de 30.000 palabras.

El siguiente artículo puede complementar el primero. Orienta sus recomendaciones en la misma dirección

Consejos y recomendaciones para escribir

Cuando nos comunicamos a través de la palabra hablada lo hacemos casi automáticamente porque tenemos mucha experiencia en ello y no apreciamos lo difícil y complicado que puede ser, pero cuando queremos “hablar” por escrito empezamos “a patinar” y a veces no sabemos ni por dónde empezar.

Es en ese caso cuando se hace patente la necesidad de redactar. En realidad redactar es como “hablar por escrito” pero cuando tratamos de hacerlo la dificultad se multiplica.

Si usted me lo permite le puedo dar algunos sencillos consejos para lograr una buena redacción. Son siete recomendaciones prácticas que estoy seguro le serán de utilidad para expresarse “en blanco y negro” es decir, a través de la palabra escrita.

1.- Pensar. Antes de empezar a correr la pluma o a aporrear el teclado, le recomiendo dedicarle un momentito a pensar qué es exactamente lo que quiere decir. Parece demasiado obvio pero ya verá que no lo es tanto.

Piense qué es lo que quiere decir, a quién se lo va a decir y cómo se lo quiere comunicar, si en lenguaje coloquial, comercial, formal, técnico, etc.

2.- Ser conciso. Procure dejar los rodeos para jinetes y jaripeos. Al escribir su mensaje, cualquiera que sea, vaya directamente al asunto, sin incluir palabras de más que le van a hacer perder interés a quien lo lea. Aquello de que “por medio de la presente me permito comunicar a usted, etc. etc.” ya está obsoleto. La modernidad exige ser más directo en lo que se quiere decir.

3.- Claridad. Una cosa es ser conciso y otra ser claro. A veces, aún siendo conciso usamos terminología rebuscada que nuestro receptor no va a entender. En algún caso puede ser el nuestro un mensaje tan conciso, tan abreviado que no ofrezca suficiente claridad o pueda entenderse de una manera muy diferente a lo que se quiere decir.

4.- Adecuar. Nuestro mensaje debe ser adecuado a la o las personas que lo van a recibir, según su nivel de conocimientos, motivos y costumbres. Si no se tiene cuidado con este aspecto, el mensaje puede perder sinceridad y por lo tanto, también credibilidad.

5.- Diversificación. En un mensaje escrito no es bueno repetir una y otra vez determinada palabra o expresión. Es necesario utilizar sinónimos o expresiones equivalentes para no caer en este error que le quita fuerza al texto por su monotonía.

6.- Concluir.- Podríamos equiparar nuestro mensaje con la narración de un cuento. Hay que hacer el planteamiento, luego viene el desarrollo de la historia y finalmente, el cierre. Ese cierre es la conclusión a la que debemos llegar para que el mensaje sea completo.


7.- Revisar. Ya una vez que se ha terminado el texto de lo que queremos decir, hay que hacer una revisión para comprobar que se han cumplido los requisitos para que la redacción cumpla con el objetivo trazado.

La lista de consejos irónicos para escribir

La lista de consejos irónicos para escribir

Estas frases irónicas nos dicen muchas verdades sobre el oficio de escribir. Están en muchos idiomas y rebozan sentido común. Puede aplicarse como una plantilla de corrección en tono humorístico. Hay muchas listas, con variaciones más o menos similares. Aquí, una condensación de ellas.

- Aligerar aliteraciones abundantes.

- ¡Fuck anglicismos!

- Sintácticas retorcidas difíciles de comprender evitar debes

- Procurar usar una ortografía corecta; y la puntuación

- Rehúye del tópico como de la peste. Es más viejo que Matusalén.

- Las comparaciones son peores que los tópicos.

- Lo peorsísimo de todo son los superlativos.

Octavo. Mantén el formato y el estilo.

- Intenta ser más o menos específico.

- A nadie le gustan las generalidades.

- Evitar ser redundante y usar más palabras de lo necesario, porque es algo total y absolutamente superfluo.

- ¿Quién necesita preguntas retóricas?

- Exagerar es un millón de veces peor que quedarse corto.

- Primero, las enumeraciones con más de diez puntos resultan poco claras.
             
-          Lo primero es conoser vien la hortografia.

-         Cuide la concordancia, el cual son necesaria para que Vd. no caigan en aquellos errores

-          Y nunca empiece por una conjunción .

-          Evite las repeticiones, evitando así repetir y repetir lo que ya ha repetido repetidamente.

-         Use; correctamente. Los signos : de, puntuación.

-        Trate de ser claro; no use hieréticos, herméticos o errabundos gongorismos que puedan jibarizar las mejores ideas.

-        Imaginando, creando, planificando, un escritor no debe aparecer equivocandose, abusando de los gerundios.

-         - Correcto para ser en la construcción, caer evite en trasposiciones.

-         Tome el toro por las astas y no caiga en lugares comunes.

-         Si Vd, parla y escribe en castellano , O.K?.

-         Voto al chapiro!... creo a pies juntillas que deben evitarse las antigüallas.

-        - Si algún lugar es inadecuado en la frase para poner colgado un verbo, el final de un párrafo lo es.

-         Por amor del cielo!, no abuse de las exclamaciones.

-       -  Pone cuidado en las conjugaciones cuando escribéis.

-         No utilice nunca doble negación.

-         Es importante usar los apostrofo's correctamente.

-         Procurar nunca los infinitivos separar demasiado.

-         Relea siempre lo escrito , y vea si palabras.

-         Con respecto a frases fragmentadas.

- En cartas artículos informes usa las comas para separar los elementos de una serie.

- No uses abrev.

- En mi opinión, creo que un autor al escribir debería definitivamente evitar el hábito de usar demasiadas palabras innecesarias que no son realmente necesarias para que su mensaje sea comprendido.

- Consulta el decionario para ebitar errores.

- Voz pasiva no debe ser usada nunca.

- No escribas nunca ni por nada frases en negativo.

- Evita las comas, que no sean necesarias.

- Si relees tu trabajo, puedes encontrar al releer muchas repeticiones que podrían ser evitadas al releer y editar.

- ¡¡¡No abuses de los signos de exclamación!!!

- Coge el toro por las ramas y evita mezclar metáforas.

- Evita términos que estén de moda y que no suenen chachi, ni play;es muy fuchi.

- Nunca jamás, uses redundancias repetitivas.

- Si no te lo he dicho una vez, te lo he dicho mil veces: resístete a las hipérboles.
- "Evita el uso "excesivo de las 'comillas'".

- Por último, pero no menos importante, huye de los clichés como de la peste, huye de ellos como el diablo a la cruz. Están más vistos que el Tebeo.  Busca alternativas viables.

- Las aclaraciones entre paréntesis (aunque sean relevantes) son innecesarias.

-  Nunca, y esto es categórico, se debe generalizar.

- Elimina las citas. Como dijo Ralph Waldo Emerson: "Odio las citas. Dime lo que tú sabes".

- Las comparaciones son tan malas como los clichés.

-  Las analogías al escribir son como las plumas en una serpiente.



Tomado de:




Consejos de estilo de Schopenhauer

Consejos de estilo de Schopenhauer

Recopilados por JAVIER MELENDEZ MARTIN

¿Cómo atrapar a los lectores y mantenerlos seducidos hasta la última palabra? Schopenhauer lo hizo con un estilo limpio y provocador que le hizo popular. «Vende pensamientos, no palabras», escribió hace siglo y medio, y parece que se dirige a nosotros.


La frase pertenece al ensayo Sobre escritura y estilo*, donde deja consejos para escribir con claridad y elegancia, orientados a escritores, redactores de revistas y periodistas de la época, a los que hubiera querido fustigar con una vara.

1. Comunicar un pensamiento
El principio fundamental de la estilística es comunicar un pensamiento por vez, no dos. Schopenhauer.
No dos, ni tres, ni cuatro… Un texto, un pensamiento. La primera regla parece obvia, sin embargo, recordemos a aquella periodista que mezcló sus impresiones sobre la muerte de Nelson Mandela y la decoración de una habitación de bebé en una misma entrada en su blog personal. Aunque es posible que Schopenhauer hubiera sonreído condescendiente: consideraba la ingenuidad del escritor como un valor, no como un demérito. Hablaremos de esto más adelante, aquí diremos que Schopenhauer tomaba la escritura como un diálogo, no como un monólogo. Cuando uno habla a otra persona intenta expresar de manera clara qué quiere, no mezcla temas. Si uno hace esto último recibe una queja: «Estás hablando de cosas distintas».

Claro que los lectores de las publicaciones digitales pueden quejarse en el cuadrito de comentarios…

2. Planificar como un arquitecto
Pocos escriben como construye un arquitecto. La mayor parte escribe como se juega al dominó, esperando que casualmente una pieza se adapte a otra. Schopenhauer.
El filósofo considera que las buenas ideas no llegan por azar, saliendo a escribir como se sale de caza. Prefiere seguir un orden:

Pensar.
Estructurar el texto.
Escribir.
Es posible que en nuestro tiempo hubiera utilizado técnicas como el mapa mental.

Para Schopenhauer, escribir por escribir cansa al lector y le hace perder tiempo. «Rellenadores de cuartillas» llama a quiénes escriben así. Sin duda el lector de prensa del siglo XIX tenía más paciencia que el lector digital; además, este puede abandonar con un click un artículo farragoso.

3. Un título lapidario
El título deberá ser expresivo, corto, lacónico y, en lo posible, resumir el contenido en una sola palabra. Schopenhauer.
El filósofo advierte que los títulos largos ahuyentan a los lectores porque estos no tienen claro el contenido ni que el autor sepa de qué habla. Por otro lado, desprecia los títulos que llevan a engaño a los lectores.

Es posible que Schopenhauer hubiera tenido amor y odio con el SEO. El título breve y conciso no casa bien con el título original en la web.

4. Temas conocidos
No importa si el tema es conocido por todos. La forma de tratarlo, el modo de concebirlo es lo que le confiera valor. El mérito será mayor cuanto más conocido sea el tema. Schopenhauer.
El filósofo desdeña a los escritores que solo hablan de novedades, de las noticias, de los sucesos y lo que está de moda. Considera que estos escritores carecen de originalidad.

5. Lo ingenuo es lo original
Arriesgarse a escribir como se piensa conduce a ideas propias. Schopenhauer.
Schopenhauer prefiere el pensamiento original, aunque ingenuo, y expresado de manera sencilla, a los textos de un autor consagrado que habla con artificio sobre trabajos ajenos.

«La ingenuidad es auténtica», dice el filósofo, que invita al autor a escribir sobre uno mismo, las propias tristezas y deseos o los pensamientos pasajeros. (Los modernos llaman a esto «personal storytelling»).

6. No utilizar un torrente de palabras
Vende pensamientos, no palabras. Schopenhauer
El filósofo considera que una idea debe ser expresada de manera simple. Pone un ejemplo: si tienes que comunicar el fallecimiento de una persona, no empleas palabras rebuscadas ni das rodeos innecesarios para adornar la comunicación.

Para el alemán, demasiadas palabras esconden las ideas, si las hay, o ayudan al periodista o redactor de revista a hacer creer al lector de que está leyendo algo importante.

7. Evita el lenguaje gastado y vacío
Desecha las frases banales, locuciones gastadas, expresiones a la moda, palabras oscuras o indefinidas. Schopenhauer.
Para el filósofo, la naturalidad no equivale a vulgaridad. Utilizar expresiones de moda o clichés no acerca la idea, sino que le resta valor.


El ensayo Sobre escritura y estilo, cuya lectura completa es muy recomendable, puede resumirse en la frase: «Utilizar palabras ordinarias para decir cosas extraordinarias».

Los mejores consejos para escribir JAVIER MELENDEZ MARTIN

Los mejores consejos para escribir
JAVIER MELENDEZ MARTIN


Es fácil encontrar en Internet consejos para escribir artículos, ensayos, novelas… Consejos obvios como «escribe» y discutibles como «lee a Petrus Borel». También hay consejos prácticos sobre la técnica que un servidor tiene probados como efectivos. Aquí están.

1. DESBLOQUÉATE CON UNA FRASE VERDADERA

¿Bloqueo? No te preocupes. Todo lo que tienes que hacer es escribir una frase verdadera.
Hemingway.
Esta frase la tengo en mente antes de cada trabajo. Evito el bloqueo colocando como primera línea la frase de la calle, la duda o la escena que quiero comentar. Puede que esta frase caiga durante la edición. Lo importante es que FUNCIONA COMO MECHA.

2. ESCRIBE PARA SEDUCIR A UNA PERSONA

«Escribe para complacer a una sola persona. Si abres una ventana y pretendes hacer el amor con todo el mundo, por decirlo de alguna forma, tu historia pillará una pulmonía».
Kurt Vonnegut.
El consejo de Vonnegut no es una tontería. Steinbeck y Stephen King también sugieren escribir para una sola persona.

Los que escribimos para el público —no para las palmaditas de amigos y familiares— sabemos que es imposible gustar a todos. Otra cosa es asumirlo. Puede que cien lectores aplaudan, pero una crítica destructiva basta para hacernos torcer el morro. Es un comportamiento estúpido. Con el tiempo descubrí que Vonnegut tenía razón: solo puedes seducir, besar o hacer el amor a una persona a la vez. Hay que escribir para esa persona real o imaginaria que SIENTE PLACER CON LA PALABRAS DE UNO.

3. ESCRIBE DEPRISA, DEPRISA

«En la rapidez está la verdad. Cuanto más deprisa escriba, más sincero será».
Bradbury.
Al menos la verdad de quien escribe. Que la rapidez es amiga de la verdad se ve en las redes sociales: gritos de desesperación y notas de indignación sin filtro. Bradbury apela a la rapidez como método para ESCRIBIR COMO UNO VIVE O SIENTE.

Steinbeck, Kerouac y Pratchett también conceden importancia a la rapidez. El autor de la saga de Mundodisco escribe: «Me siento y suelto todo lo que tengo».

4. DEJA LA PALABRA PERFECTA PARA EL FINAL

«Escribe una palabra tras otra. Luego busca la palabra perfecta y escríbela debajo».
Neil Gaiman.
En la rapidez está la verdad, pero no la precisión. La rapidez se traduce en repetición de ideas, palabras de más y expresiones para salir del paso. La edición es la poda. Este es un ejemplo sencillo de una primera redacción:

El consejo de Vonnegut no es una tontería. Steinbeck y Stephen King también hablan de la necesidad de escribir para una sola persona

Y así queda el párrafo tras la edición:

El consejo de Vonnegut no es una tontería. Steinbeck y Stephen King también sugieren escribir para una sola persona

«La necesidad de escribir» surge de las prisas. La palabra correcta es «sugieren» (en un principio escogí «proponen»).

5. PALABRAS CORTAS

«Nunca uses una palabra larga donde puedas usar una corta».
Orwell.
Cómodo es una palabra más corta que confortable.

Bajar más corta que descender.

Andar más corta que deambular.

Conocemos las palabras de arriba, sin embargo, la acumulación de palabras largas hace pesado un texto. ESCRIBIMOS PARA QUE NOS LEAN, no para poner a prueba la paciencia ajena. (Ved cómo los inseguros prefieren las palabras largas, como si fueran más elegantes que las cortas).

6. SÉ INGENUO: SÉ ORIGINAL

Es preferible ser ingenuo. Arriesgarse a escribir como se piensa conduce a ideas propias».
Schopenhauer.
Hay personas que escriben como loros: repiten lo que han leído, visto o escuchado… sin aportar una idea propia. Otras escriben según una ideología o escuela de pensamiento. Aquí no hay originalidad. LA ORIGINALIDAD ES UNA IDEA SIMPLE que uno duda en desarrollar porque teme esta crítica: «Es una idea tonta». Un temor destructor.


Estos son los únicos consejos que tengo en mente a la hora de escribir porque funcionan.