ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

jueves, 17 de diciembre de 2015

CONSEJOS PARA EL ÉXITO DE WARREN BUFFET


CONSEJOS PARA EL ÉXITO DE WARREN BUFFET

En el mundo de los negocios, Warren Buffett es una leyenda. Sus recomendaciones  tienen el respaldo de su experiencia, su sentido común y su innegable éxito, y pueden ser aplicadas no solo en proyectos  de emprendimiento o finanzas, sino en asuntos de creación artística y producción intelectual.

A los seis años comenzó revendiendo botellas de Coca-Cola con una ganancia del cinco por ciento; a los 14, compró un terreno de 16 hectáreas para poner en renta; a los 20, se graduó de la universidad con $10,000 dólares provenientes de los negocios de su niñez. Sin duda alguna, Buffett es un hombre que nació con visión y de cuyas experiencias podemos aprender varias lecciones sobre liderazgo, emprendimiento e innovación. Para saber quiénes queremos ser, qué queremos lograr y hasta dónde queremos llegar, lo mejor es tener un ejemplo a seguir que sirva como punto de referencia. ¿Qué tal tomar a Buffett? A sus 84 años y con más de 40 mil millones de dólares en el bolsillo, sigue ideando estrategias para optimizar el mercado y además, apoyar al desarrollo social (es un filántropo reconocido).

A continuación, te compartimos una buena tanda de consejos de este exitoso empresario:

Aprende a comunicarte efectivamente
“Tienes que saber comunicarte y, en la vida, esto es crucial. Las escuelas, a su modo, tienden a restarle en énfasis que merece. Si no te puedes comunicar para hablar con otras personas y expresar tus ideas, estás desperdiciando tu potencial”.
Comunicarse es a veces una habilidad poco considerada, sin embargo, Buffett explica que si no eres capaz de comunicar a otras personas lo que piensas o expresar tus ideas, lo único que haces es desperdiciar tu potencial. Es imprescindible aprender a expresarte de forma precisa y clara.
Cualquier carta o correo de accionistas o colaboradores de Berkshire  Hathaway Inc. (empresa de Warren) es sumamente clara, poco técnica, y con el mínimo de texto.

Planea a futuro
“El trabajo principal de una junta directiva es asegurarse de que las personas correctas están llevando las riendas del negocio, así como cerciorarse de que la siguiente generación de líderes está lista para el mundo de mañana”.
Los grandes líderes son aquellos que tienen un plan a futuro para su negocio. Por lejano que resulte, es importante que desde un comienzo tengas en cuenta en manos de quién quedará la compañía una vez te retires, de esta forma podrás comenzar a prepararlo para seguir por el camino del éxito.
Buffett ya sabe que su trabajo se dividirá en tres cuando decida retirarse. La junta directiva ya ha elegido a un candidato para CEO, a un presidente no-ejecutivo y a un director de inversión. Los líderes necesitan pensar en sus sucesores, y en cómo los prepararán para el éxito. Las compañías más exitosas se enfocan en el desarrollo educacional y en las habilidades de su equipo.

La paciencia es una virtud
“No importa qué tan grandes sean tus talentos o esfuerzos, algunas cosas simplemente llevan tiempo. No puedes producir un bebé en un mes embarazando a nueve mujeres”.
Sin importar qué tan bueno seas o qué tanto talento tengas, que una compañía llegue a la cima del éxito te requerirá de bastante tiempo. Para llegar a buen puerto debes estar listo para poner en práctica tu paciencia. Cualidad que debes acompañar con una buena dosis de valor y perseverancia.
No hay duda de que Buffett ha demostrado tener paciencia a lo largo de su carrera. Esta cualidad va de la mano con tener cierto valor y perseverancia. Los grandes líderes necesitan resistir la presión y tener la necesidad de ver su proyecto avanzando. Siempre.

Administra tu tiempo sabiamente
“Tienes que tener control sobre tu tiempo, y no puedes hacerlo a menos que digas “no”. No puedes dejar a las personas establecer tu agenda”.
Poner en marcha tu propio emprendimiento te demandará mucho más tiempo que trabajar ocho horas para una empresa, por eso es clave que aprendas a organizar de buena manera tus tiempos. Si quieres ser un líder realmente efectivo entrénate para determinar prioridades, delegar tareas y distribuir tus tiempos.
Buffett mantiene espacios vacíos dentro de su agenda. El millonario se justifica diciendo que le gusta tener tiempo para aventurarse, así como para dedicarse a todo aquello que él ve como prioridad. Aprender a organizar espacios, correos y tiempo en línea son excelentes formas para administrar el día a día con mayor efectividad.

Trata a todos por igual
“Personalmente, espero tratar a todos de la misma manera. Creo que he hecho un buen trabajo hasta el momento, pero sé que puedo hacerlo mejor”.
Se llega a ser un verdadero líder cuando se logra tratar a todos quienes te rodean por igual, dejando a un lado cualquier tipo de favoritismo. Una regla de oro que según Buffett nunca se debe olvidar: debes llegar a todos, pero especialmente a esos trabajadores silenciosos que en ocasiones no se hacen notar pero hacen avanzar a la compañía.
Nadie se queda atrás. Tratar a todos por igual y evitar los favoritismos son la marca de un verdadero líder.

Reinvierte tus beneficios

Estando aún en el instituto, Buffett compró una máquina de pinball para instalarla en una barbería local. Con ese dinero adquirió ocho máquinas más, las vendió y utilizó el capital para hacer sus primeras inversiones en Bolsa.

Sé diferente

Tomar decisiones en función de lo que dice o hace otra gente es un error. Buffett no se compara con nadie, y solo se fía de su propio "contador interno". Su mérito ha sido comprar a buen precio inversiones infravaloradas por el mercado.

No pierdas tiempo

Cuando ha reunido toda la información necesaria para tomar una decisión, Buffett no pierde el tiempo. Solo se reúne con aquellos que ponen precio al negocio antes de empezar. A cambio, él les da una respuesta inmediata.

Atención a los detalles

Concretar los detalles de un negocio es fundamental. Él lo aprendió el día que su abuelo lo ''contrató'' para achicar el agua de su ultramarino tras una tormenta. Después de cinco horas tuvo que repartirse 90 céntimos con un amigo.

Pon atención a los pequeños datos

Buffett presume que los gerentes de sus empresas viven obsesionados por los costos más insignificantes, como el papel higiénico.

Limita tus préstamos
Vivir de hipotecas y créditos jamás te hará rico. Su consejo: negociar con los acreedores, saldar las deudas y empezar a ahorrar para poder invertir de nuevo.

Ser persistente

Según el empresario, es la única forma de ganarle la partida a un competidor más consolidado.

Aprender a perder

Cuando tenía diez años, perdió un par de apuestas en el hipódromo. Para recuperarse, volvió a apostar y terminó la tarde arruinado. Se sintió derrotado. Moraleja: aprende a retirarte a tiempo.

Valorar los riesgos
Es el consejo que le dio a su hijo Howard, cuando el FBI lo investigó en un caso de fijación de precios. Howard dimitió al día siguiente. Ponerse en la mejor y la peor de las situaciones es su infalible método para tomar decisiones complicadas.

Entiende el significado del éxito
Buffett jamás lo ha medido en dólares. “Al final, el éxito en la vida se mide por cuántas personas que querías que te quisieran te quieren de verdad. Ese es el test definitivo”.

Otros consejos
1. Nunca invierta en un negocio que no pueda entender, como tecnologías complicadas.
2. Si no puede ver caer un 50% su inversión sin pánico, no invierta en el mercado de valores.
3. No intente predecir la dirección del mercado de valores, la economía, los tipos de interés o las elecciones.
4. Compre compañías con buen historial de beneficios y posición dominante de mercado.
5. Sea temeroso cuando otros son codiciosos y viceversa.
6. El optimismo es el enemigo del comprador racional.
7. La capacidad de decir “no” es una enorme ventaja para un inversor.
8. Gran parte de éxito puede atribuirse a la inactividad. La mayoría de los inversores no resiste la tentación de comprar y vender constantemente.
9. Las oscilaciones salvajes de precios están más relacionadas al comportamiento de los inversores que a los resultados empresariales.
10. Un inversor necesita hacer muy pocas cosas bien si evita grandes errores. No es necesario hacer algo extraordinario para conseguir resultados excelentes.
11. No tome seriamente los resultados anuales, sino los promedios de cuatro o cinco años.
12. Céntrese en el retorno de la inversión (no en las ganancias por acción), el nivel de endeudamiento y los márgenes de beneficio.
13. Invierta siempre a largo plazo.
14. Es absurdo el consejo de que “nunca se quiebra tomando un beneficio”
15. Recuerde siempre que el mercado de valores es maníaco-depresivo.
16. Compre un negocio, no alquile las acciones.
17. Busque empresas con mercados amplios, fuerte imagen de marca y consumidores fieles, como Gillete o Coca Cola.
18. También son interesantes algunas compañías con marcas consolidadas pero que están infravaloradas por dificultades transitorias. Para buscar estas oportunidades, deben aprovecharse los mercados bajistas.
19. Busque compañías con gran capacidad de generación de efectivo y que, una vez en marcha, no necesiten grandes reinversiones.
20. Mientras más absurdo sea el comportamiento del mercado, mejor será la oportunidad para el inversor metódico.

21. La regla número 1 es no perder dinero nunca y la segunda, no olvidar la regla número 1.

22.  El tiempo es amigo de los buenos negocios y el enemigo de los mediocres.

23. Siempre supe que iba a ser rico. No creo que alguna vez lo dudé ni por un minuto.

24. A la hora de invertir, el pesimismo es tu amigo y la euforia, tu enemigo.

25. “Jamás he bateado una pelota que aún esté en el guante del pitcher”. La frase se refiere a no invertir en empresas que aún no han probado ser exitosas o en aquellas que hasta ahora empiezan (startups).

26. Nunca le pregunte al peluquero si necesita un corte, pues es como preguntarle a su esposa si su novia es bonita.

27. Sólo cuando baja la marea se nota quién nadaba desnudo. Esta cita se refiere a casos como los de las compañías Enron y World Com, que tras irse a la quiebra se descubrió que había malos manejos y corrupción.

28. Alguien descansa a la sombra hoy porque hace años alguien sembró el árbol. Aquí se refiere a que todos necesitamos ayuda de alguien en algún momento de nuestras vidas.

29. Sáquele provecho a lo que usted sabe, ahí está la riqueza.

30. Algunas cosas llevan tiempo, sin importar el talento o el esfuerzo. No es posible sacar un bebé en un mes si nueve mujeres se embarazan al tiempo.

31. Si el cálculo o el álgebra son esenciales para ser un gran inversionista, tendría que devolverme a repartir periódicos.

32. No es posible hacer un buen negocio con una mala persona.

33. Siempre invierto en la bolsa como si fuera el último día de operaciones y no volviera a abrir en cinco años.

34. No hay que batear todas las pelotas, hay que esperar la correcta, así el público te presione.

35. Ingresos

 “Nunca dependas de un solo ingreso. Invierte para crear varias fuentes”

36. Gastos

 “Si compras cosas que no necesitas, pronto tendrás que vender aquellas que sí necesitas”

37. Ahorro
 “No ahorres lo que te sobre después de gastar, gástate lo que te queda luego de ahorrar”

38. Tomar riesgos

 “Nunca veas qué tan profundo es el río con ambos pies”

39. Expectativas

 “La honestidad es un regalo muy costoso. No lo esperes de gente barata”

  

Tomado de:


martes, 8 de diciembre de 2015

FRASES DE MAFALDA (QUINO)

FRASES DE MAFALDA (QUINO)

«Paren al mundo, que me quiero bajar»
 "Francamente no sé qué haría yo sin mí."
"Como siempre: lo urgente no deja tiempo para lo Importante."

¿Quién no ha escuchado o utilizado una de esas sentencias? Fueron escritas por el argentino Quino y puestas en boca de su inolvidable personaje Mafalda, creado hace más de 50 años, pero todavía disfrutado por millones de lectores en todo el mundo. De un ingenio y un aparente repentismo notables, son frases muy inteligentes, largamente meditadas y hacen ya parte de la cultura popular, superando a su autor y saliéndose de su control, haciendo parte del habla cotidiana de la gente, de la prensa, de los titulares, de los lugares comunes de los locutores deportivos, etc. Aquí les comparto una buena tanda. Son tan elaboradas, que aun sin el contexto de la tira cómica se entiende perfectamente.

Mafalda:
*"A medio mundo le gustan los perros; y hasta el día de hoy nadie saber que quiere decir guau."

*"-Bueno ahora guarden todos sus útiles menos lápiz, goma de borrar y una hoja en blanco en la que anotaran prueba escrita. (Profesora)
-Perdón ¿y si apeláramos a la a la sensatez y dejáramos la cosa para otro día. Digo...para evitar un inútil derramamiento de ceros. (Mafalda)"

*"¡Sonamos muchachos! ¡Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno!"

*"El mundo está malo, le duele el Asia."

*"¿Y si en vez de planear tanto voláramos un poco más alto?"

*"Como siempre: lo urgente no deja tiempo para lo Importante."

*"¿No sería más progresista preguntar dónde vamos a seguir, en vez de dónde vamos a parar?"

*"Si lloras por haber perdido el Sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas." (leído de un libro)

*"En éste mundo cada quién tiene su pequeña o gran preocupación."

*"No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta."

*"Hoy entré al mundo por la puerta trasera."

*"-Yo no entiendo a estos que no saben aburrirse sin molestar a los peces (Mafalda)
-¿Y quién dijo que me aburro? (Pescador)
-Yo no entiendo a estos que no saben entretenerse sin molestar a los peces. (Mafalda)"

«Paren al mundo, que me quiero bajar»

«Lo malo de la gran familia humana es que todos quieren ser el padre»

«Como siempre, apenas uno pone los pies en la tierra, se acaba la diversión»

«Si vivir es durar, prefiero una canción de los Beatles a un Long Play de los Boston Pops»

«¡Y todo porque los hijos nacemos cuando los padres ya coparon el poder en el hogar!»

«Tan chiquito y ya dice incongruencias»

«La justicia vence siempre, pero nunca nadie levanta los pagarés»

«Algún día me sentaré a analizar quien me enferma más: si Susanita o la sopa».

“Más que planeta, éste es un inmenso conventillo espacial”.

«¿Y por qué habiendo mundos más evolucionados yo tenía que nacer en éste?»

«Cada ministerio con su mini-histeria».

«Lo peor es que el empeoramiento empieza a empeorar».

«Siempre es tarde cuando la dicha es mala».

«Está bien que nos hayas hecho de barro, pero ¿por qué no nos sacás un poquito del pantano?» (Rezando)

«Y estos derechos(los humanos)… a respetarlos, ¿eh? ¡No vaya a pasar como con los diez mandamientos!»

«La cosa es tomar lo artificial con naturalidad»

«¿Pensaron alguna vez que si no fuera por todos nadie sería nada?»

«Y, claro, el drama de ser presidente es que si uno se pone a resolver los problemas de Estado no le queda tiempo para gobernar»

«¿Qué habrán hecho algunos pobres sures para merecer ciertos nortes?»

«¿La sopa es a la niñez lo que el comunismo a la democracia?»

 “Las situaciones embarazosas… ¿Las trae la cigüeña?”.

 "Nunca falta alguien que sobra."

"Ni mi papá ni mi maestra dormirían tranquilos sabiendo que inculcan cosas que no funcionan."

“Lo malo de los medios masivos de comunicación es que no nos dejan tiempo para comunicarnos con nosotros."

"Admitir que se está equivocado es el harakiri del orgullo."

 “No sé si elegí un mal momento o un mal siglo para tratar de comunicarme..."

"Sería lindo despertar un día y encontrarse con que la vida de uno, depende de uno."

"Qué atrasado está el progreso."


"¿No sería hermoso el mundo si las bibliotecas fueran más importantes que los bancos?".

"El hombre poco a poco ha ido logrando dar rienda suelta a su libertad de limitarse."

"Yo confío, tú confías, él confía, nosotros confiamos, vosotros confiáis…Qué manga de ingenuos ¿no?"

"¿Bueno y cómo hace uno para pegarse una curita en el alma?"

"No es cuestión de romper las estructuras, sino de saber qué hacer con los pedazos."

"¡Ánimo, mamá, que el día que la tierra sea del que la trabaja serás dueña de una polvareda que no te cuento!"

"¿Cómo habrá sido el asunto? ¿Las dos cosas serán obras de un mismo sádico? ¿O por puro gusto de fastidiar en equipo, un cretino inventó la cuchara y ahí nomás a otro depravado se le ocurrió la sopa?"

"(Escribiendo)Mi mamá me mima. Amo a mi mamá. (Huele en el aire el olor a sopa) ¡Mamá, o vos dejás de preparar sopa, o yo dejo de escribir hipocresías."
La cosa es tomar lo artificial con naturalidad.

Lo malo de los reportajes es que uno tiene que contestarle en el momento a un periodista todo lo que no supo contestarse a sí mismo en toda la vida…Y encima pretenden que uno quede como inteligente.

¡Sonríe! Es gratis y alivia el dolor de cabeza.

“En todas partes del mundo ha funcionado muy bien la ley de las compensaciones, al que sube la voz, le bajan la caña”.

"Qué tranquilidad reinaría hoy en este mundo si Marx no hubiera tomado la sopa".

 Como sigamos así, este país se va a ir al extranjero.

Mafalda a su madre: ¿Te engordaste dos kilos desde el verano pasado? Bueno, millones de personas no pudieron engordar porque no tuvieron nada que comer. Pero supongo que vos necesitás consuelo y no sentirte tan estúpida".

Mafalda a su mamá:
-Pero, ¿por qué tengo que hacerlo?
Mamá:
-¡Porque te lo digo yo, que soy tu madre!
Mafalda:
Si es cuestión de títulos, yo soy tu hija, y nos graduamos el mismo día, ¿o no?

“Quería probar la sensación de sentirme una chica sexy”.

El país está esperando. ¿Le digo que se siente o algo?

 Los diarios  inventan la mitad de lo que dicen. Y si a eso le sumamos que no dicen la mitad de lo que pasa resulta que los diarios no existen.

"No es que no haya bondad, lo que pasa es que está de incógnito."

“Dicen que el hombre es un animal de costumbres, más bien de costumbre el hombre es un animal”

“¿Ven? Ese palito es para abollar ideologías” (dice señalando el tolete o porra de un policía).

“¿Por dónde hay que empujar este país para llevarlo adelante?”

“No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta”

“¿No será acaso que esta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?”

“Y al final, ¿cómo es la cosa? ¿Uno lleva la vida por delante o la vida se lleva por delante a uno?”

“Tan chiquito y ya dice incongruencias”

“Siempre es tarde cuando la dicha es mala”

“Tenemos hombres de principios, lástima que nunca los dejen pasar del principio”

“En todas partes cuecen habas, pero nadie se anima a estrangular al maitre“




Felipe:
*"No dejes para mañana el tratar de encajarle a alguien lo que tienes que hacer hoy."

*"No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. ¡Desde mañana mismo empiezo!"

*"¿Por qué justo a mi tenía que tocarme ser yo?"

*"¿Y si antes de empezar lo que hay que hacer, empezamos lo que tendríamos que haber hecho?"

*"Hasta mis debilidades son más fuertes que yo."

*"La voluntad debe ser la única cosa en el mundo que cuando está desinflada necesita que la pinchen."


Guille:
*"(...)Que cuernos hago con el agujerito que siento adentro mío cuando no estás?"
*"¡Pod favod!"

Miguelito:
*"No se cómo haría la gente para irse si no tuviera espalda."

*"-Es asombroso que un árbol pueda crecer tanto (Mafalda)
-Bueno, después de todo ¿en qué otra cosa puede emplear su tiempo un árbol? (Miguelito)"

*"Yo diría que nos pusiéramos todos contentos sin preguntar porque."

*"Trabajar para ganarse la vida está bien pero porque esa vida que uno se gana trabajando tiene que desperdiciarla trabajando para ganarse la vida."

*"La vida no debiera echarlo a uno de la niñez, sin antes conseguirle un buen puesto en la juventud."

*"Yo, lo que quiero que me salga bien es la vida."

*"Es inútil, nadie parece darse cuenta espontáneamente que soy un buen tipo."

*"Por más que lo pienso no logro entenderlo, no sé cómo hacen los relojes cuadrados para doblar las esquinas."

«¡Pórtate bien! ¡Pórtate bien! ¡Uno no puede portarse siempre bien!»


Manolito:
*"Nadie pueda amasar una fortuna sin hacer harina a los demás."
*"El negocio es el negocio, pero los amigos son los amigos."
*"Los cheques de tus insultos no tienen fondos en el banco de mi ánimo."

Susanita:
*"Amo a la Humanidad, lo que me revienta es la gente."
*"Mi esposo será alto, morocho y sin madre, y nunca nada se interpondrá entre nosotros."
«Amo a la Humanidad, lo que me revienta es la gente»
 «Sé que mis derechos terminan donde comienzan los de los demás ¿Pero es mi culpa que los de los demás empiecen TAN lejos?».
 “no es cuestión de herir susceptibilidades, sino de matarlas”.
"Decime... ¿qué puedo hacer con una personalidad tan interesante como la mía?"
"Francamente no sé qué haría yo sin mí."

Libertad:
*"Una pulga no puede picar a una locomotora, pero puede llenar de ronchas al maquinista."
*"Comienza tu día con una sonrisa, verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo."
*"¿Por qué complicarse la vida con los problemas del país, cuando la solución más simple es solucionarlos?"
*"¿Por qué ustedes los demás no son simples?"

Tomado de:



martes, 1 de diciembre de 2015

Decálogo del ensayista investigador-literario Mario Morenza

Decálogo del ensayista investigador-literario

    Mario Morenza

    1.No plagiarás. Puedes engañar todas las veces a la mitad de los lectores, o a todos los lectores la mitad de las veces. Nunca, a todos los lectores todas las veces.

    2.Se claro, sencillo y profundo en tu prosa. Si esa vecina que se molesta por el volumen de la música cada vez que organizas fiestas es capaz de entender tus argumentos, significa que has llegado a dominar tu tema de investigación.

    3.La investigación en la literatura se lleva en el corazón para desvelarte noches y noches por ella, no en los labios para presumir en Facebook de los congresos a los que has asistido como ponente o de los artículos que has publicado en revistas arbitradas, además de esas alucinantes asociaciones de literatura comparada.

    4.Antes de elegir un objeto de estudio hazte la siguiente pregunta: ¿estaré dispuesto a pasar al menos seis meses en esta investigación, como bien lo dice Umberto Eco en ¿Cómo hacer una tesis? Si la respuesta es negativa, no lo hagas, simplemente olvídala y dedícate a otra cosa. Si es afirmativa, adelante, siéntate a tu mesa, enciende tu máquina, abre un nuevo documento Word y empieza a escribir así sean garabatos y frases inconexas. Si nada llega a tu mente, entretente con Buscaminas. A veces encontrar las palabras es como este videojueguito: hay unas que funcionan y otras dinamitan el texto.

    5.El autor o los autores que has elegido estudiar son tus dioses. A ellos debes honor y reverencia. Tu tesis, por lo tanto, debe estar bien escrita, un error equivaldría a un sacrilegio, una referencia inexacta, a una variante del pecado.

    6.Tener siempre presente las palabras del crítico y narrador venezolano Carlos Sandoval: “En literatura cualquier tema es susceptible de estudio”. Así que no temas a desarrollar ese objetivo que tienes en mente por muy volado que parezca.

    7.No es una recomendación, es un deber irrevocable, pleno como la luna llena, que antes de emprender la escritura de una tesis realices la lectura de al menos el 98.5% de la obra del autor a estudiar, así solo analicemos una de sus obras.

    8.Ten fe en tu labor de investigación literaria. Aunque a veces es saludable, como diría Augusto Monterroso, dudar en lo que crees y creer en lo que dudas. Toda investigación nace, de hecho, de una duda, de un vacío, de alguna oscuridad que nos perturba.

    9.En tus manos no tienes la verdad, pero sí tienes la posibilidad de alcanzar una de las miles de verdades que pueden surgir de una investigación. Mi poca experiencia en los estudios literarios ha sido suficiente para saber que nadie en literatura es portador de la última palabra. Pocas o ninguna pudieran jactarse como lecturas definitivas. Las épocas y los hombres cambian sus ideas, rejuvenecen cada tanto tiempo su percepción del mundo, pues éste también es un ente inconstante. Siempre he tomado esta frase de un científico alemán como mi única verdad: “La única ley en el universo que no cambia es aquella que dice que todo cambia”.

    10.Hay dos formas de aprender: con lo que te emociona o conmociona. Para enseñar son las mismas. Nuestro ensayo, nuestro trabajo de investigación, de alguna manera para transmitir lo que hemos descubierto, debe emocionar, conmover a sus lectores, seguramente futuros ensayistas si no es que ya lo son. Nuestro trabajo es de creación, hasta podemos decir que es poesía, una extraña poesía en prosa con citas APA. Pero acaso, ¿la poesía y la física no tienen un mismo objetivo general en común? Descubrir los misterios del universo.


    Tomado de:

Los errores más comunes en tus Finanzas Personales

 Los  errores más comunes en tus Finanzas Personales

Esta lista nos interesa no solo como ciudadanos sino que también es útil como creadores y artistas. Recuerden que “los escritores también tienen que comer, mercar y pagar facturas”. Invoca el sentido común e invita a la sensatez y al equilibrio personal. Vale la pena pensar sus postulados.

Error 1. Gasta más de lo que ganas
Es aritmética pura.
Si gastas más de lo que ganas estás creando deudas.
Las deudas salen más caras.

Error 2. No llevar un registro de gastos
Si no sabes dónde está la "fuga" no la puedes remediar.
Presupuesta tus gastos. Es una ecuación simple: Ingresos vs egresos.
La balanza se inclina hacia un lado.

Error 3. Mantenerte en tu área de comodidad
No capacitarte.
No abrir tu mente a nuevas ideas.
No aprender a hacer las cosas de manera diferente.
Pensar que la experiencia o edad te preserva.

Error 4. No ahorrar o no invertir
No pagar primero las obligaciones. No dejar un margen para el futuro.
Lo importante no es cuánto ahorras, lo importante es empezar.
Ahorrar y no invertir es un gran error.
Se trata de que el dinero trabaje para ti.
Considera el poder del interés compuesto.

Error 5. Creer que tus finanzas son asunto de tu gobierno o de tu empleador
Confiar demasiado en tu sistema de pensiones.
Todos los sistemas de pensiones en el mundo están "quebrados".

Error 6. Hacer de las tarjetas de crédito una forma de vida
Las tarjetas de crédito son la nueva forma de esclavitud.
Lo mejor para salir de la trampa es no entrar. O máximo, pagar a un mes, sin interés.
Si ya estás adentro sigue el sistema: 70% gastos; 20% pago tarjetas; 10 % ahorro (Plan rápido para pago de deudas)
Nunca tienen financiación barata y generan multas por mora.
Los mismos almacenes las proveen: te rodean por todos los lados y se quedan con tu dinero por el afán de consumo.

Error 7. Hacer compras innecesarias
Comprar a crédito bienes superfluos.
Abusar de las compras a meses sin intereses.
De todas formas lo vas a pagar.
Comprar a crédito es vender barato tus mañanas por un poco de hoy.

Error 8. Olvidarte de tu ser con tal de tener, mostrar o aparentar
Es como "venderle" tu alma al diablo.
Ningún dinero mal habido se puede disfrutar. Casi siempre genera cárcel o muerte.
El orden natural de las cosas es: ser, hacer, tener.

Error 9. Ser fiador
Por ningún motivo seas fiador.
Es ponerte la soga al cuello.
Es pagar por algo que tú no disfrutaste.
Recuerda que fiador = pagador.

Error 10. Prestar lo que no puedas regalar
Si no lo puedes regalar mejor no prestes.
Recuerda que lo prestado es pariente de lo dado.

Error 11. Manejar un automóvil que no está asegurado
Es una gran irresponsabilidad.
Lo importante no es solo que puedas "perder" el auto, sino los accidentes que puedes originar.

Error 12. No contar con un seguro de gastos médicos mayores.
Hay enfermedades que terminan con todas las reservas de dinero.
No lo consideres un gasto, es una inversión. Lo más democrático es la enfermedad o la muerte, que nos iguala a todos.

Error 13. Creer que nunca vas a envejecer
En tiempos de vacas gordas hay que guardar para el tiempo de vacas flacas.
La juventud física no es eterna.
Hay que aprovechar la juventud y la madurez para vivir una vejez digna.

Error 14. Heredar a tus hijos en vida
Disfruta en vida lo que tanto trabajo te costó ganar.
Manténlos interesados en ti mientras estés vivo.
Eso sí: deja testamento para evitar problemas.

Error 15. Construir en terreno ajeno
Acuérdate que “papelito habla“, el poder de las sagradas escrituras (notariales)
Construir es fácil, pero después siempre hay codicia.
Hasta el parentesco termina.
Son verdaderas batallas campales entre parientes.
Acuérdate: CASADOS = CASA DOS

Error 16. Casarte por bienes mancomunados
Debería estar prohibido.
Cada quien debe tener sus propios recursos.
Los recursos se pueden unir temporalmente siempre y cuando haya consentimiento.

Error 17. Pedir prestado como forma de vida
Es una forma de autodevaluación.
Es hacer que la gente te rehúya.
Es la mejor forma de cerrarte puertas.
Evita al máximo pedir prestado.
Y si te prestan: ¡Paga!

Error 18. Gastar en vicios
Alcohol, Cigarros, Drogas
Relaciones destructivas, explotadoras y utilitarias
Sexo pago
Hay que mantenerlas en su justo medio
Todas, una autopista al infierno. (El teológico y el terrenal)

Error 19. Tener una sola fuente de ingresos o de inversión
Si se  enfrenta a una crisis, falla toda la estructura de ingresos
Lo mismo de todas las inversiones juntas(los huevos en la misma canasta)
A veces no son causa de quiebra, pero sí de ingresos limitados y muy rígidos.

Error 20. Estar mal rodeado de parásitos o rémoras o dependientes
Aduladores que se chupan tu dinero
Familiares parásitos que no producen o gastan sin medida
Relaciones cercanas que te chantajean con su amistad y te explotan
Personas discapacitadas en tu entorno que generan grandes gastos.

Error 21. Invertir en lo que no se conoce o sin investigar bien.
Estamos en la época de las burbujas, todos ofrecen soluciones mágicas y riqueza inmediata.
Recuerde desconfiar en minas con tanto oro. El dinero ocioso o especulativo de las pirámides o los “esquemas Ponzy”, siempre fracasan.
Si uno no conoce bien el área de inversión, está dando el primer paso a una quiebra

Error 22. Hacer negocios con familiares.
A uno no lo tumban los desconocidos. Los cercanos bajan las defensas.
Los amigos íntimos o familiares que se muestran muy ansiosos por invertir con uno, tienen alto riesgo de quemarlo a uno y acabar con la amistad.
Los que más conocen los pormenores de la situación personal, son los allegados.

Tomado de:


Para complementar lo dicho, en otro artículo hacen énfasis en los aspectos negativos que se deben evitar. También aplica a lo literario. Puro sentido común
Ahora, teniendo en cuenta esto, lo mejor será que analice sus comportamientos diarios y los compare con lo que aquí le vamos a enunciar, a ver si está cayendo en algún error. De acuerdo con Inc, estas son las cosas que nunca debería hacer, si de verdad quiere éxito en su vida:

El pasado es pasado: lo peor que usted puede hacer es enfrascarse en hechos tormentosos del ayer. No piense en lo que pudo haber sido y no fue porque está afectando su futuro, trabaje mejor en el hoy si quiere resultados.

Tener miedo: sobre todo a los riesgos, porque solo lo conducirán a los arrepentimientos. Confié en su instinto por lo menos una vez en su vida. No se quede divagando entre dudas, de un salto gigante que le genere cambios, pues puede que todo le termine saliendo mejor de lo esperado.

Buscar la perfección: el éxito no viene sin golpes o caídas, es más las grandes victorias vienen muchas veces después de grandes pérdidas. Lo mejor es que aprenda de los errores para que fortalezca y mejore su trabajo. La obsesión con la perfección es dañina, además de que es inexistente, no es real.

Tener excusas: así le toque una y otra y otra vez, pero es mejor que lo intente a que por el miedo desista y empieza a echar culpas a cualquier cosa o persona. No sea perezoso por el miedo a fracasar. Usted no solo le está mintiendo a los demás, sino que también a sí mismo.

Guardar rencor: el odio no lo va a dejar surgir, más cuando usted se preocupa por lo que los demás hagan o dejan de hacer. Cuando usted mantiene vivo el rencor hacia alguien, lo único que está haciendo es quedarse en un pasado que nunca podrá cambiar. Así que más bien preocúpese por sus metas y sea agradecido con lo que tiene y con los que le han ayudado.

Confíe en la suerte: no sea de esas personas que esperan que todo les llegue a la puerta de la casa. Más bien trabaje duro, sin pensar en el día que le llegará la suerte, así de seguro, más bien le llegue de sorpresa. Búsquela con esfuerzo porque de lo contrario lo más probable es que nunca le llegará.

Pierda tiempo: elija con cuidado las maneras en cómo va a invertir su tiempo, recuerde que es oro y que solo se vive una vez y en su momento. Así que no lo malgaste en cosas de poco valor, finalmente es algo que no se puede reponer jamás.

Acepte las limitaciones: todo es práctica, para lograr lo que uno se promete, se requiere de persistencia, entrega, así podrá hacer frente a los problemas cuando se le presenten. Piense en personajes reconocidos, por ejemplo, Michael Jordan no hizo un triple en su primer lanzamiento o Tiger Woods, no le atinó a un hoyo en uno en su primer intento.



sábado, 28 de noviembre de 2015

22 Consejos de emprendimiento (Aplicables al proceso de creación artística)por Jack Ma

22 Consejos de emprendimiento (Aplicables al proceso de creación artística)por Jack Ma


Jack Ma o Ma Yuan es el fundador de la empresa Alibaba Group, el creador de la compañía de Internet más cara de Asia. Jack es el primer hombre de negocios de China publicado en la portada de la revista Forbes. Proviene de una familia de músicos humilde. En varias etapas de su vida fue maestro de inglés, funcionario, e inclusive creó el primer proyecto en Internet en China dedicado a las "páginas amarillas". Tuvo sus altibajos pero lo importante es que nunca se rindió.
Jack Ma o Ma Yuan comparte los consejos, simples y llenos de sentido común, con su autoridad de ser el hombre de negocios que ha podido fundar un gigante que se puede comparar con eBay y Amazon.

El principio de la selección de las ideas
​Si el 90% de los participantes en una junta del trabajo votan a favor de uno u otro proyecto, lo descarto. La razón es muy sencilla: si todas estas personas con tanta claridad ven esa posibilidad, lo más probable es que muchas otras empresas ya están trabajando en eso, y no vamos a ser los líderes en este campo.

Lo que no se puede hacer
En 2001 cometí un error. Les expliqué a mis empleados junto con los cuales fundé la empresa, que su límite superior de las aspiraciones en la compañía sería ser un manager. Pensaba que necesitaba buscar especialistas profesionales en otro lado. Después de varios años ninguno de aquellos profesionales contratados sigue trabajando en la empresa, pero de los que tenía dudas se empeñan excelentemente en los papeles de vice-presidentes o inclusive en los puestos más altos.
Las peores cualidades para un empresario son: ser engreído, no saber valorar adecuadamente la situación, agarrar el ritmo demasiado alto y no poder aguantarlo, no tener visión a futuro.
Tengo el principio que aplico: tu actitud hacia el trabajo y las decisiones que tomas son más importantes que tu capacidad.

Acerca de lloriqueos y quejas
No tiene nada de malo si de vez en cuando te permites llorar.
Si te deprimes frecuentemente y te quejas de la vida, esto se vuelve parecido al alcoholismo; entre más bebes, peor se vuelve. En tu camino hacia el éxito te darás cuenta que las personas exitosas no se quejan y no lloran.

4 Preguntas de la juventud contemporánea
¿Qué es un fracaso auténtico? Un auténtico fracaso es dejar de luchar.
¿Qué es la flexibilidad? Vas a entender qué significa la flexibilidad cuando hayas pasado por mala suerte, situaciones difíciles y decepciones.
¿Cuáles son tus obligaciones? Tus obligaciones son: ser más aplicado, trabajar más y tener más ambiciones que los demás.
Sólo los tontos utilizan la boca para hablar. Una persona inteligente habla con la cabeza; una persona sabia, con el corazón.

Estamos aquí para vivir la vida plenamente
Si gastas todo tu tiempo en el trabajo, tarde o temprano te arrepentirás.
Todo el tiempo me recuerdo que nacimos no para el trabajo sino para disfrutar de la vida. Para mejorar la vida de otras personas, no para estar siempre en el trabajo.

Acerca de la competencia y los adversarios
La competencia es como un juego de ajedrez. Si perdiste siempre podrás jugar otra ronda. Pelear no es necesario.
Si tu contrincante es menos grande que tú o más débil que tú, de todas maneras tienes que tratarlo como a uno igual. Al mismo tiempo, si tu contrincante es más grande que tú, no le tengas miedo.
Un verdadero empresario no tiene enemigos. Cuando lo entiendas, nadie te va a detener.

Consejos para los empresarios
Los clientes son número uno. Número dos, los empleados. Y sólo después, bajo el número tres, los accionistas.
En lugar de implementar algunos pequeños trucos y cosas, concéntrate en la estabilidad y en los planes de largo alcance.
Hoy está complicado y sufres, mañana va a ser peor, pero pasado mañana todo va a estar excelente.

Acerca de un nuevo negocio
Cuando empiezas tu propio negocio quiere decir que renuncias al ingreso estable, el dinero de la incapacidad y los bonos anuales.
Por otro lado, tus ingresos no están limitados por nada, vas a usar de manera más eficiente tu tiempo y no vas a pedirles permiso a otras personas.
Busca como socio a alguien que complemente tus propias habilidades. No necesariamente necesitas a alguien exitoso.
Procura que a tus empleados les dé gusto ir a trabajar.

Tomado de:


viernes, 27 de noviembre de 2015

Pautas para el buen columnista, según Héctor Abad Faciolince

Pautas para el buen columnista, según Héctor Abad Faciolince



Héctor Abad Faciolince es un hombre que tiene toda la autoridad para dar consejos sobre  cómo escribir. Las siguientes pautas son tomadas de una conferencia dada por el escritor en 2006, en la facultad de comunicación social de la Universidad EAFIT de Medellín, Colombia. Según el escritor, “la constancia vence lo que la dicha no alcanza” y es por esa constancia que según él, se atreve a dar las siguientes pautas:
1. Estudia y practica: en un curso de periodismo de opinión hay que escribir al menos dos artículos de 5000 caracteres a la semana, al principio con un tema asignado y al final del curso con tema libre para adiestrar la recursividad del alumno. Hay que leer críticamente todo el artículo y corregir frase por frase y párrafo por párrafo, por eso un curso de periodismo de opinión no debería tener más de 10 ó 12 estudiantes.
2. Verifica los datos: averigua por medio de distintas fuentes. La memoria es traicionera. Cerciórate aunque te sientas seguro de que Oslo es la capital de Noruega y no de Dinamarca; los enemigos siempre se van a aprovechar de un error menor aunque este no afecte la argumentación de la columna.
3. No seas esclavo de la actualidad. Siempre habrá temas del día que son ineludibles como un magnicidio o el atentado terrorista que derriba unas torres, pero el columnista toda la vida no puede ‘chuparle rueda’ a los medios. Hay que tener una agenda personal, un itinerario propio de intereses que irán de acuerdo con nuestros humores, vivencias, lecturas e inclinaciones; si uno tiene alguna curiosidad vital que no se limite a un solo campo del saber, esto le dará variedad a la columna. En los temas que no son de actualidad, hay que escribirlos pensando en un lector de hace cincuenta años o de dentro de un siglo; ¿logras que también ese tipo de lector mantenga el interés? Es muy aburrido cuando el escritor se siente predecible. Cuando se abra la revista o al entrar a internet, el lector debe sentir una especie de ansiedad, ¿de qué nos irá a hablar hoy? ¿confirmará lo que pienso o me moverá el piso? No puede ser que piense: seguro que va a hablar bien de Uribe, o mal. Hay que romper las expectativas o la pereza mental del lector, pero no se puede hacer trampa, ni escoger lo insólito por lo insólito; las caries de las muelas de las tortugas es un tema muy raro pero de interés para pocos dentistas.
4. No te resistas ni te fuerces. Uno no es el mismo cada día, y ni siquiera le mismo por la mañana que por la noche. Hay que aceptar e incluso aprovechar los cambios de humor: el buen genio puede producir un artículo fresco y liviano; si estás atormentado, una columna tenebrosa de vez en cuando no está mal; o si estás indignado o iracundo; no vale la pena pelear con lo que uno siente que es en determinado momento, sino sacarle partido a todos los estados de ánimo.
5. Hay que parar oreja. Oír lo que dicen y cómo lo dicen los demás. El propio cerebro y las propias palabras son muy poca cosa. Una buena frase o una ocurrencia original puede estar en la boca de cualquiera. Leer a los grandes escritores y a los buenos comentaristas es muy conveniente, pero también oír lo que dice la vecina de abajo.
6. Salvo por alguna demostrada obra de beneficencia, NO escribas nada gratis. así sea una cantidad simbólica, el oficio de escribir artículos es un oficio intelectual serio que se debe pagar. Cobra aunque te sobre la plata y no te haga falta el pago. No lo harás por ti sino por otros que quieren vivir de saber opinar y de saber escribir y argumentar. Ten en cuenta, eso sí, que el pago más importante es otro, el que te dan tus lectores. Sólo tienes dos cosas: tu nombre y tus lectores, pues ellos serán los que irán a buscarte a otro medio en caso de que te echen del primero. No hay pago igual al recuerdo que tiene un lector de una columna que escribiste hace diez años, ese es el otro pago.
7. Todo artículo debe ser un ensayo breve. Se pueden hacer acotaciones al margen, pero en general, un buen artículo tiene que tener un solo tema. No se puede picotear aquí y allá porque la columna se dispersa y el lector se pierde. Hay que aprender dos cosas: a sintetizar ideas, a condensarlas en el número de caracteres asignados, o a repetir lo mismo con variaciones si ya todo está dicho en el primer párrafo, de esas variaciones alrededor de lo mismo puede salir sin que uno lo sepa, la verdadera novedad del artículo.
8. No trates a tus lectores como bobos ni como genios. Explica, pero no demasiado; insinúa a veces, en lugar de decirlo todo, pero no te pases de sutil porque la gente que lee periódicos no tiene la misma actitud mental de quien está frente a un libro de Hegel. Haz que el lector se concentre pero no que se rompa los sesos.
9. Hoy en día los lectores opinan sobre tus opiniones. como en todos los casos de la vida, ante un ataque injusto o ante una agresión personal, lo mejor es morderse un rato la lengua. No respondas al primer impulso ni con lo primero que se te venga a la cabeza, que casi siempre es fruto de la rabia y no de la reflexión. No seas hipersensible, si escogiste el oficio de exponer tus ideas en público, no todo el mundo podrá estar de acuerdo contigo. Trata de que te crezca un callo en el esternón, para que no te creas ni los halagos desmedidos que te dicen, ni las críticas agrias que te lanzan. Recuerda este aforismo de Lichtenberg: “En la vida me han hecho tantos elogios inmerecidos que bien me puedo aguantar una crítica inmerecida”.
10. No almuerces con políticos ni con poderosos, salvo que sean amigos íntimos de juventud. Apártate de los encumbrados si quieres mantener la independencia. Decía un gran periodista italiano que la corrupción empieza por la mesa, aceptar regalos y favores de los que tienen el poder y la plata es lo mismo que dejarse poner un bozal; el peor bozal es el miedo de decir lo que de verdad piensas, sólo si te van a matar por eso, te puedes permitir la cobardía de no decir algo. Si el tema vale la pena, si tus hijos están grandes y ya no estás tan apegado a la vida, hazte matar.
11. Perdónate los errores y las columnas fallidas. No tengas la vanidad de creer que todo lo que sale de tu caletre está bien. Sé autocrítico pero no te hundas en la paralizante inseguridad del titubeo perpetuo. No se puede ser impúdico, publicar todo lo que se nos ocurre, pero tampoco te puedes enfermar de silencio por miedo a equivocarte.
12. Tener una columna muy leída da un cierto poder. Hay que usar ese poder con prudencia, uno se puede ensañar ni aprovecharse de él. Trata de vez en cuando de ponerte en los zapatos de los demás, no los juzgues como si fueras un dios justiciero e infalible. Considera que a veces tú mismo en esas circunstancias, podrías haber actuado de manera similar. Tratar de entender los motivos ajenos, es un acto de generosidad, pero si tienes que atacar, ataca sin miedo y sin cálculo. Olvídate de la propia conveniencia, lo único que te conviene es el respeto de los lectores; si pierdes el puesto por lo que publicas pero has cuidado tu nombre, encontraras otro sitio donde decir lo que piensas.
  1. Estudia el tema, piénsalo, lee sobre él, investiga; pon en cada párrafo, ordenadamente, una argumentación. Contesta de una vez las objeciones de tus enemigos o las que creas que se le pueden ocurrir al lector mientras lee. Usa con medida los ejemplos, las ironías, las citas y el humor. Trata de ser claro y no te adornes inútilmente. Es un artículo, no es un poema. No recurras nunca o casi nunca al argumento de autoridad ni al ataque personal; básate más en hechos que en ideas. No derribes a la fuerza puertas que están abiertas. Trata de ser profundo pero también a meno. Después de una dosis de teoría abstracta, regresa a la tierra. Escribe platos fuertes pero no te olvides también de los postres. Es bueno para los lectores, pero también para ti. Diviértete en lo que haces, si te aburres se nota. Si esto no te entretiene, dedícate a otra cosa.
Artículo recopilado por: Santiago Molina Roldán

Ver conferencia en: http://www.youtube.com/watch?v=n_TXhOcoI_U

Otras frases de Héctor Abad:

- "Lo que yo hago me resulta muy paradójico: soy una persona sin memoria que escribe de memoria cosas que cree recordar".

- "Tengo cada vez más la impresión de que la gente vive en un mundo fantástico que disfraza de memoria fidedigna y real. Memoria es lo que tienen las computadoras: lo nuestro es una sucia e imperfecta imitación de la memoria verdadera. La memoria humana es una máquina de la distorsión".

- "El escritor no tiene un único objetivo, o tal vez sí: escribir bien, contar bien, hacer que los lectores lleguen, olvidados de sí, hasta el final. Cuando uno consigue que las palabras tengan casi tanto peso como la realidad, cuando un beso leído sea casi como un beso dado, tal vez eso sea un indicio de que lo estamos haciendo bien".

- "Escribo libros como los arquitectos diseñan casas. Tal vez la diferencia está en que los arquitectos lo hacen para vivir. Yo escribiría aunque nadie me pagara por escribir. ¿Será esa la parte sacerdotal de la escritura?".

- "La utilidad de la literatura, para mí, es que paso horas leyendo, y esas horas me han hecho muy feliz. Si consigo lo mismo con algún lector, alguna vez, habré cumplido con mi tarea".

- "Uno no sabe nunca bien si lo que escribe vale la pena o no, pero yo no sirvo para otra cosa".

- "Creo que hay dos tipos de artistas: los que hacen toda la vida variaciones sobre una misma obra, y los que en cada período de su vida se enfrentan con problemas distintos y tratan de meterse por un nuevo camino".

- "La palabra es un vehículo, quizá el mejor, del pensamiento. Si la palabra consigue expresar ideas de justicia y tolerancia, y atraer hacia esas ideas a algunas personas, entonces hay un trabajo de persuasión que tiene efectos positivos. Escribir bien, explicar bien las ventajas de ciertas ideas sobre otras, es un trabajo "palabrero" con efectos reales".

- "Internet es la Biblioteca de Babel, de Borges, trasplantada de la fantasía a la realidad: ahí están todas las maravillas y todas las aberraciones. Lo más exaltante y lo más denigrante, tanto desde el punto de vista humano, como del lenguaje".

- "Mis planes son ya los mismos de siempre: leer, escribir, comentar el presente, encontrar las palabras para contar bien las cosas y tratar de no volverme un fanático en ningún sentido".

Tomadas de:
http://trabalibros.com/escritores/i/16962/56/hector-abad-faciolince