ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

viernes, 24 de febrero de 2017

Instrucciones para escribir un libro de poesía-Horacio Benavides



Instrucciones para escribir un libro de poesía

El poeta Horacio Benavides, quien participará en el lanzamiento del Premio Nacional de Poesía 2017 el primero de marzo, nos preparó este sencillo y hermoso manual.

Ganador del Premio Nacional de Poesía en 2013, que en su momento lo 
llevó a aparecer en la portada de esta revista, desde entonces 
Horacio Benavides, oriundo de Cauca, ha publicado dos libros de poesía: 
Conversación a oscuras (2014), que se centra en la violencia en el 
campo, y El libro de las vocales olvidadas (2016), cuya temática principal 
es la infancia. A propósito de su participación en el lanzamiento del 
Premio Nacional de Poesía 2017*, donde declamará poemas 
junto a Piedad Bonnett y Nelson Romero Guzmán, Benavides 
nos escribió esta lista, para que cualquiera escriba un poemario.
  1. Elija la hora del día en la que su mente pueda unir la tierra con la nube. Cada quien tiene su hora.
  1. Procure estar solo; el camino a lo otro es la soledad.
  1. Vacié su alma de preocupaciones.
  1. Trate de olvidar el reconocimiento, ya sea de la persona que admira, 
  2. o de la Junta de Estocolmo.
  1. Escriba unas líneas; es posible que escribiéndolas salte la chispa.
  1. Si no hay luz, lea poemas de algún poeta que le interese, divague por lugares de su pasado.
  1. Si de las hierbas secas surge el fuego, suéltese, redondee lo que cree el poema.
  1. En donde hay un poema, es probable que haya otros; escarbe buscando la veta.
  1. No corra a mostrar lo escrito; tenga compasión con la criatura; los poemas suelen ser como los canguros que continúan su gestación en el marsupio.
  1. Cuando haya reunido unos ciento veinte poemas y sienta que la cuerda se acabó, guárdelos. Horacio Quinto Flaco aconsejaba dejar en salmuera un libro por nueve años; largo tiempo para la impaciencia, al menos guárdelos por el periodo del embarazo humano.
  1. Pasado el tiempo de reposo, podrá ver con alguna claridad lo escrito. Sacuda las hojas, lo que quede será su libro.


domingo, 5 de febrero de 2017

FRASES Y PENSAMIENTOS DE ERNESTO SÁBATO

FRASES Y PENSAMIENTOS DE ERNESTO SÁBATO

Ernesto Sábato fue un escritor, ensayista, físico y pintor argentino. Nació el 24 de junio de 1911 en Rojas, Provincia de Buenos Aires y murió casi 100 años después el 30 de abril de 2011. Dentro de su obra destacan las novelas: El túnel, Abaddón el exterminador, Sobre héroes y tumbas y los ensayos: Uno y el Universo, Hombres y engranajes, El escritor y sus fantasmas, Apologías y rechazos, La resistencia, entre otros.
El análisis del acontecer de su país y el mundo y su visión del ser humano fue muy relevante en su obra. También, se caracterizó por tener una visión existencialista, con personajes muy complejos a nivel psicológico, muchas veces extraviados en términos de valores morales.
Sus frases  lo definen en su aterradora lucidez, en su desencanto, en su nihilismo, en su feroz inteligencia…grande entre los grandes, posiblemente un tanto olvidado, merece ser más leído y pensado. Que esta recopilación sea un motivo para volver al maestro Sábato. Es difícil leerlo y salir ileso de la experiencia


-Ser original es en cierto modo estar poniendo de manifiesto la mediocridad de los demás.
-La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, ya hay que morirse.
-Al parecer, la dignidad de la vida humana no estaba prevista en el plan de globalización.
-Es el otro el que siempre nos salva. Y si hemos llegado a la edad que tenemos es porque otros nos han ido salvando la vida, incesantemente.
-Para ser humilde se necesita grandeza.
-La vanidad es tan fantástica, que hasta nos induce a preocuparnos de lo que pensarán de nosotros una vez muertos y enterrados.
-Nada de lo que fue vuelve a ser, y las cosas y los hombres y los niños no son lo que fueron un día.
-Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil.
-Dios existe, pero a veces duerme: sus pesadillas son nuestra existencia.
-Siempre tuve miedo al futuro, porque en el futuro, entre otras cosas, está la muerte.
-Lástima que cuando uno empieza a aprender el oficio de vivir ya hay que morir.
-El artista debe de ser mezcla de niño, hombre y mujer.
-El mundo nada puede contra un hombre que canta en la miseria.
-Un creador es un hombre que en algo “perfectamente” conocido encuentra aspectos desconocidos. Pero, sobre todo, es un exagerado.
-Vivir consiste en construir futuros recuerdos.
-Es que para admirar se necesita grandeza, aunque parezca paradójico.
-Hay una manera de contribuir a la protección de la humanidad, y es no resignarse.
-Un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor, que dice cosas insignificantes con palabras grandiosas.
-La Historia no es mecánica porque los hombres son libres para transformarla.
-Y entonces, habiendo sido privados de la cercanía de un abrazo o de una mesa compartida, nos quedarán “los medios de comunicación”.
-Si nos cruzamos de brazos seremos cómplices de un sistema que ha legitimado la muerte silenciosa.
-Las modas son legítimas en las cosas menores, como el vestido. En el pensamiento y en el arte son abominables.
-Dios es un pobre diablo, con un problema demasiado complicado para sus fuerzas. Lucha con la materia como un artista con su obra. Algunas veces, en algún momento logra ser Goya, pero generalmente es un desastre.
-Le expliqué que el mundo es una sinfonía, pero que Dios toca de oído.
-Ya no se dice que son 'los de abajo' sino 'los de fuera'.
-Irónicamente he dicho en muchas entrevistas que “la televisión es el opio del pueblo”, modificando la famosa frase de Marx.
-Libro: 'Botella al mar', se ha dicho. Pero con un mensaje equívoco, que puede ser interpretado de tantas maneras que difícilmente el náufrago sea localizado.
-A veces creo que nada tiene sentido. En un planeta minúsculo, que corre hacia la nada desde millones de años, nacemos en medio de dolores, crecemos, luchamos, nos enfermamos, sufrimos hacemos sufrir, gritamos, morimos, mueren, y otros están naciendo para volver a empezar la comedia inútil. Seria eso, verdaderamente, ¿toda nuestra vida sería una serie de gritos anónimos en un desierto de astros indiferentes?
-En la bondad se encierran todos los géneros de sabiduría.
-Un genio es alguien que descubre que la piedra que cae y la luna que no cae representan un solo y mismo fenómeno.
-Siempre de lo bueno viene lo malo, y de lo malo, lo bueno.
-El proceso cultural es un proceso de domesticación que no puede llevarse a cabo sin rebeldía por parte de la naturaleza animal, ansiosa de libertad.
-Yo creo que la verdad es perfecta para las matemáticas, la química, la filosofía, pero no para la vida. En la vida, la ilusión, la imaginación, el deseo, la esperanza cuentan más.
-Yo escribo, porque si no me hubiera muerto, para buscar el sentimiento de la existencia.
-La razón no sirve para la existencia.
-El arte no es terapia, pero además es terapéutico.
-Leer les agrandará, chicos, el deseo, y el horizonte de la vida.
-Privar a un niño de su derecho a la educación es amputarlo de esa primera comunidad donde los pueblos van madurando sus utopías.
-Lo he dicho en otras oportunidades y lo reafirmo: la búsqueda de una vida más humana debe comenzar por la educación.
-Un creador es un hombre que en algo "perfectamente" conocido encuentra aspectos desconocidos. Pero, sobretodo, es un exagerado.
-Algunos supondrán que, por mi manera de ser, propensa a la melancolía y el pesimismo, estos 90 años con los que cargo encima acabarán por desalentarme; sin embargo, es todo lo contrario.
-Leer les dará una mirada más abierta sobre los hombres y sobre el mundo, y los ayudará a rechazar la realidad como un hecho irrevocable. Esa negación, esa sagrada rebeldía, es la grieta que abrimos sobre la opacidad del mundo. A través de ella puede filtrarse una novedad que aliente nuestro compromiso.
-Pocos países en el mundo debe de haber en que el sentimiento de nostalgia sea tan reiterado: en los primeros españoles, porque añoraban su patria, lejana; luego en los indios, porque añoraban su libertad perdida y su propio sentido de la existencia; más tarde en los gauchos desplazados por la civilización gringa, exiliados en su propia tierra, melancólicamente rememorando la edad de oro de su salvaje independencia; en los viejos patriarcas criollos, porque sentían que aquel hermoso tiempo de la generosidad y de la cortesía se convertía en el materialismo y mezquino territorio del arribismo y de la mentira.
-¿Por qué esa manía de querer encontrar explicación a todos los actos de la vida?
-Indudablemente, cada generación se cree destinada a rehacer el mundo. La mía sabe, sin embargo, que no podrá hacerlo. Pero su tarea es quizá mayor. Consiste en impedir que el mundo se deshaga…
-Si nos volvemos incapaces de crear un clima de belleza en el pequeño mundo a nuestro alrededor y sólo atendemos a las razones del trabajo, tantas veces deshumanizado y competitivo, ¿cómo podemos resistir?
-La diferencia entre un escritor que crea un personaje loco y un loco está en que el escritor puede volver de la locura.Ingenuidad de los que imaginan que Dostoievsky es un personaje de Dostoievsky. Claro que buena parte de él vive en Iván Karamazov, en Dimitri, en Aliosha, en Smerdiakov. Pero no hay que suponer, por eso, que Dimitri sería capaz de escribir Los Karamazov. Entre la novela y la vida hay la misma diferencia que entre el sueño y la vigilia: el escritor cambia, disfraza la realidad para ejecutar actos infinitamente deseados. Y, como en los sueños, esos cambios, esos disfraces, son casi siempre inconscientes.
-Hay por lo menos dos formas de mostrar una erudición irritante: una, acumulando citas, y otra, no haciendo ninguna. La segunda es abundante en los genios. Uno de los aspectos más hirientes de los hombres geniales es su desprecio por las frases conocidas, probablemente causado por una mera cuestión de competencia, ya que ellos mismos son constructores de frases conocidas en el futuro. De este modo, los genios se caracterizan por citarse insistentemente a sí mismos; con el pretexto de rehuir el brillo de la erudición manifiesta, practican una de sus formas más odiosas: la erudición de sí mismo, una como erudición con signo menos, concluyendo por caer en una pedantería al revés.Lo prudente es, pues, emplear una dosis amistosa de citas. Y además, hablando con franqueza, ¿cómo sería posible hoy escribir nada sin citar a Rilke, o a Kafka, o a Heidegger? ¿O, al menos, sin hacer uso de la palabra Weltanschauung?
-Soy un individuo que ha profundizado en su propia conciencia ¿y quién que ahonde en los pliegues de su conciencia puede respetarse?
-Es cierto que era otro individuo despreciable: había escrito un libro de poemas acerca de la vanidad de todas las cosas humanas, pero se quejaba de que no le hubieran dado el premio nacional.
-La frase «todo tiempo pasado fue mejor» no indica que antes sucedieran menos cosas malas, sino que —felizmente— la gente las echa en el olvido.
-Diré, antes que nada, que detesto los grupos, las sectas, las cofradías, los gremios y en general esos conjuntos de bichos que se reúnen por razones de profesión, de gusto o de manía semejante. Esos conglomerados tienen una cantidad de atributos grotescos: la repetición del tipo, la jerga, la vanidad de creerse superiores al resto.
-Uno se cree a veces un superhombre, hasta que advierte que también es mezquino, sucio y pérfido.
-En todos los cafés hay, o un televisor, o un aparato de música a todo volumen. Me pregunto si la gente se da cuenta del daño que le hace el ruido, o es que se los ha convencido de lo avanzado que es hablar a los gritos.
-Es verdad que la naturaleza humana va transformando los rasgos, las emociones, la personalidad. Pero es la cultura la que le da forma a la mirada que ellos van teniendo del mundo.
-Nada de lo que fue vuelve a ser, y las cosas y los hombres y los niños no son lo que fueron un día.
-La noche tiene revelaciones que el día ignora. La noche tiene más afinidad con los misterios de los orígenes que el día.
-El hombre se expresa para llegar a los demás, para salir del cautiverio de su soledad.
-Las experiencias con animales han demostrado que el alto volumen les daña la memoria primero, luego los enloquece y finalmente los mata.
-El estar monótonamente sentado frente a la televisión anestesia la sensibilidad, hace lerda la mente, perjudica el alma.
-Muchas veces me ha sorprendido cómo vemos mejor los paisajes en las películas que en la realidad.
-Y entonces, habiendo sido privados de la cercanía de un abrazo o de una mesa compartida, nos quedaran “los medios de comunicación”.
-Hay días en que me levanto con una esperanza demencial, momentos en los que siento que las posibilidades de una vida más humana están al alcance de nuestras manos.
-La vida es un equilibrio tremendo entre el ángel y la bestia.



Más:
- «A cada hora el poder del mundo se concentra y se globaliza. La masificación ha hecho estragos, ya es difícil encontrar originalidad en las personas y un idéntico proceso se cumple en los pueblos, es la llamada globalización».

- «¿Qué se puede hacer en ochenta años? Probablemente, empezar a darse cuenta de cómo habría que vivir y cuáles son las tres o cuatro cosas que valen la pena». (Uno y el universo)

- «Habrá siempre un hombre tal que, aunque su casa se derrumbe, estará preocupado por el Universo. Habrá siempre una mujer tal que, aunque el Universo se derrumbe, estará preocupada por su hogar». (Uno y el universo)

- «Se discute si Dalí es auténtico o farsante. Pero ¿tiene algún sentido decir que alguien se ha pasado la vida haciendo una farsa?».

- «¿Por qué no suponer, al revés, que esa continua farsa es autenticidad? Cualquier expresión es, en definitiva, un género de sinceridad». (Uno y el universo)

- «El presente engendra el pasado». (Uno y el universo)

- «El oficio -en el arte-, consiste en que no se lo advierta». (Uno y el universo)

- «¿O será uno de esos seres solitarios y a la vez temerosos que sólo resisten la soledad con la ayuda de ese gran enemigo de los fantasmas, reales o imaginarios, que es la luz?». (Sobre héroes y tumbas)

- «Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano». (Antes del fin)

«Todo hace pensar que la Tierra va en camino de transformarse en un desierto superpoblado... Este paisaje fúnebre y desafortunado es obra de esa clase de gente que se habrá reído de los pobres diablos que desde hace tantos años lo veníamos advirtiendo, aduciendo que eran fábulas típicas de escritores, de poetas fantasiosos». (Antes del fin)

«Si nos cruzamos de brazos seremos cómplices de un sistema que ha legitimado la muerte silenciosa». (Ensayo La Resistencia).
“Me pregunto en qué clase de sociedad vivimos, qué democracia tenemos donde los corruptos viven en la impunidad, y al hambre de los pueblos se la considera subversiva. (Antes del fin, 1999).”
“Entre lo que deseamos vivir y el intrascendente ajetreo en que sucede la mayor parte de la vida, se abre una cuña en el alma que separa al hombre de la felicidad como al exiliado de su tierra.”
“En todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida”
“Creo que la esencia de la vida consiste en ser fiel a lo que uno cree su destino”
“Lamentablemente, en estos tiempos en que se ha perdido el valor de la palabra, también el arte se ha prostituido, y la escritura se ha reducido a un acto similar al de imprimir papel moneda. (Antes del fin, 1999).”
“No hay otra manera de alcanzar la eternidad que ahondando en el instante.”
“Es curioso, pero vivir consiste en construir futuros recuerdos; ahora mismo, aquí frente al mar, sé que estoy preparando recuerdos minuciosos, que alguna vez me traerán la melancolía y la desesperanza.”
“Llevamos siempre una máscara cada vez diferente, que cambia en cada papel que nos asigna la vida, la del profesor, del amante, del intelectual, del mundo engañado, del héroe, del hermano afectuoso.”
“Si nos cruzamos de brazos seremos cómplices de un sistema que ha legitimado la muerte silenciosa.”
“¿Qué máscara nos ponemos o que máscara nos queda cuando estamos en soledad, cuando creemos que nadie, nadie nos observa, nos controla, nos escucha, nos exige, nos suplica, nos intima, nos ataca?”
“Siempre es levemente siniestro volver a los lugares que han sido testigos de un instante de perfección”
“Nacemos en medio de dolores, crecemos, luchamos, nos enfermamos, sufrimos, hacemos sufrir, gritamos, morimos, mueren, y otros están naciendo para volver a empezar la comedia inútil. ¿Sería eso, verdaderamente? ¿Toda nuestra vida sería una serie de gritos anónimos en un desierto de astros indiferentes?”
“Todo esto hace del tango un baile introvertido y aun introspectivo: un pensamiento triste que se baila.”
“La mayor nobleza de los hombres es la de levantar su obra en medio de la devastación, sosteniéndola infatigablemente, a medio camino entre el desgarro y la belleza. (Antes del fin, 1999).”
“La esperanza, ¿no será la prueba de un sentido oculto de la Existencia, una cosa que merece se luche por ella?”
“Pero esa educación, a menudo durísima, nos enseñó a cumplir con el deber, a ser consecuentes, rigurosos con nosotros mismos, a trabajar hasta terminar cualquier tarea empezada.”
“La costumbre es falaz y nuestros pasos mecánicos no nos conducen siempre a la misma realidad.”
“...Lo que prueba que los años, las desdichas, las desilusiones, lejos de facilitar el olvido, como se suele creer, tristemente lo refuerzan (Antes del fin, 1999).”
“No se puede vivir sin héroes, santos ni mártires. (Antes del fin, 1999).”
“La Historia no es mecánica porque los hombres son libres para transformarla.”
“¿Qué sería de este país si todo el mundo triunfara? Prefiero no pensarlo. El fracaso de muchos nos salva a nosotros un poco.”
“¿Qué conjunto de palabras unidas al recuerdo de nuestra juventud no es extraña y melancólica?”
“Tenemos que abrirnos al mundo. No considerar que el desastre está fuera, sino que arde como una fogata en el propio comedor de nuestras casas. Es la vida y nuestra tierra las que están en peligro. (Antes del fin, 1999).”
“Ser original es, en cierto sentido, juzgar el valor de la mediocridad de los demás, lo que me parece de un gusto dudoso.”
“¿Sería uno tan duro con los seres humanos si se supiese de verdad que algún día se han de morir y que nada de lo que se les dijo se podrá ya rectificar?”
“Toda obra de ficción es catártica.”
"Dios mío, Dios mío. La muerte tampoco es mi tipo y no obstante muchas veces me atrae."
"¿Dónde estaba Dios cuando te fuiste?"
"Además, ¿sabemos acaso lo que es la verdad? si yo le digo que aquel trozo de ventana es azul, digo una verdad. Pero es una verdad parcial, y por lo tanto una especie de mentira."
"Pues a medida que nos acercamos a la muerte también nos acercamos a la tierra, y no a la tierra en general, sino a aquel pedazo, a aquel ínfimo (¡pero tan querido, tan añorado!) pedazo de tierra en que transcurrió nuestra infancia, en que tuvimos nuestros juegos y nuestra magia, la irrecuperable magia de la irrecuperable niñez."
"El hombre no se puede mantener humano a esta velocidad, si vive como autómata será aniquilado. La serenidad, una cierta lentitud, es tan inseparable de la vida del hombre como el suceder de las estaciones lo es de las plantas, o del nacimiento de los niños."
" Miles de hombres se desviven trabajando, cuando pueden, acumulando amarguras y desilusiones, logrando apenas sostenerse un día más en la precaria situación mientras casi no hay individuo que tras su paso por el poder no haya cambiado, en apenas meses, un modesto departamentito por una lujosa mansión con entrada para fabulosos autos. ¿Cómo no les llega la vergüenza? "
"Las guerras siempre han contado con el auspicio de grandes sectores de la población que, de alguna manera u otra, se beneficiaban de ella. Como centinela, todo hombre ha de permanecer en vela. (...) El “sálvese quien pueda” no sólo es inmoral, sino que tampoco alcanza"
"(...)En ese tránsito, impuro y contradictorio como son los atributos del movimiento humano, me salvó un sentido intuitivo de la vida y una decisión desenfrenada ante lo que creía verdadero"



Tomado de: