ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

jueves, 23 de octubre de 2014

Mis diez mandamientos- Antonio García Ángel

Mis diez mandamientos
Antonio García Ángel

Uno. Procura pertenecer a quienes suelen estar despiertos durante las madrugadas, bien sea porque trasnocharon voluntariamente, tienen insomnio o se levantaron muy temprano. Es un rasgo propio de las personas interesantes.
Dos. Ten, alguna vez, un amor apacible y un amor imposible. Si acaso ambos ocurren con una misma persona, mejor.
Tres. Escoge un motivo por el cual, sin dudarlo, darías tu vida. Si alguna vez éste se presenta e incumples, que a tus restos ni siquiera acudan los gusanos por su tardía merienda.
Cuatro. Trata a tu enemigo como tal, pero jamás olvides que apenas un espejo los separa.
Cinco. Si vas actuar en desacuerdo con tus años, procura que tu caso sea el de alguien que se comporta como si fuera mayor de lo que es. Eso restringe bastante tus momentos de cursilería.
Seis. Recuerda siempre esta máxima atribuida a Paracelso: “Todo es veneno, la diferencia está en la dosis”.
Siete. Busca poesía en las tapas de gaseosa, el color vinotinto, la música de organeta y los parásitos intestinales. Solo así podrás conquistarla en ocasos sobre el mar y fruslerías similares.
Ocho. Evita la cárcel y el hospital.
Nueve. Tarde o temprano tendrás tu gran derrota, tu peligrosa ira, tu terca envidia y tu imperdonable traición. De lo que hayas hecho con todas ellas depende cuanto valió vivir tu vida.

Diez. Cultiva el sentido del humor. Aléjate de quienes no lo tienen.

Aparte tomado de: