ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

lunes, 27 de abril de 2015

Escribir una novela: Mitos y Secretos RAFAEL AVENDAÑO

Escribir una novela: Mitos y Secretos
RAFAEL AVENDAÑO
Tomado de:


Muchas personas sueñan con escribir una novela, pero la mayoría no llega más lejos del simple deseo. El mero hecho de que usted esté leyendo este artículo muestra que está dispuesto a hacer su sueño realidad.
Pero, ¿tiene usted lo que se necesita para tener éxito en la escritura de una novela?
Es decir, los sueños están bien y es bueno tenerlos, pero en algún momento uno debe afrontar la realidad.
Yo solía soñar con ser el cantante de una banda. El problema es que no puedo cantar y no tengo oído para la música. Es por ello que no he perdido mi tiempo y mi esfuerzo intentándolo.
¿Va a perder su tiempo y esfuerzo tratando de convertirse en escritor? Es importante conocer la respuesta aquí y ahora.
La buena noticia es que escribir una novela y conseguir publicarla es un logro mucho más asequible de lo que pueda creer.
En realidad, si no quiere leer lo que sigue porque teme lo que pueda descubrir, sea valiente y sigua leyendo de todos modos. Lo más probable es que usted no hubiese llegado hasta aquí si no tuviese las credenciales correctas para escribir y publicar con éxito.
Un poco más adelante compartiré los dos secretos para escribir una novela. Después, hablaré de unas cuantas claves más del éxito de la escritura. Lo primero que quiero hacer, sin embargo, es reventar algunos mitos sobre lo que se necesita para convertirse en un escritor de novelas exitosas…

Mito 1: Escribir una novela requiere altas dosis de talento
No, en realidad no. En serio.
La mayoría de escritores publicados han llegado al éxito a través de un poco de talento bruto y un montón de trabajo duro y determinación, no porque sean unos genios que viven la vida en un nivel diferente al resto de nosotros.
Escribir una novela no es una especie de arte culto reservado para una élite intelectual, sino algo en lo que puede tener éxito cualquier persona razonablemente inteligente y creativa.
¿No me creen? Esto es lo que dice el novelista Stephen King sobre el asunto:
El talento es más barato que la sal de mesa. Lo que separa a las personas con talento individual de las personas con éxito es un montón de trabajo duro”.
Y esta es la opinión del escritor John Irving:
Yo no diría que tenga ningún talento especial. Me parece que tengo un inusual tipo de resistencia”.
Trabajo duro y resistencia, esas cualidades son cruciales.
Por supuesto, algo de talento bruto es esencial. Pero estoy convencido de que cualquiera que esté leyendo este artículo tiene lo necesario… ¿por qué?
Porque usted está interesado en la escritura. En otras palabras, nunca se le hubiese ocurrido la idea de escribir una novela si, en primer lugar, no tuviese amor por el lenguaje y los libros, una vívida imaginación, una curiosidad natural acerca del mundo, y un deseo de expresarse de un modo creativo. De otro modo, usted se hubiese interesado por la cocina o la medicina o cualquier otra cosa para lo que hubiese tenido una aptitud natural.
Usted tiene mucho que decir. Como nadie nunca ha visto el mundo a través de los ojos de otra persona, todo el mundo tiene algo único e interesante que vale la pena decir. Y eso le incluye a usted.
Si sueña con convertirse en un músico profesional o en un jugador de golf de élite, probablemente sea necesario un talento excepcional. Pero a diferencia de tocar el violín o a golpear pequeñas bolas blancas con gran precisión, usar el lenguaje y contar historias es algo que todo el mundo hace desde una edad muy temprana.
Llevar esa habilidad natural un paso adelante escribiendo una novela es simplemente una extensión natural de algo que hacemos en el día a día, sin ni siquiera pensar en ello.
Y es por eso por lo que todavía no me he tropezado con un escritor principiante que no tenga el talento suficiente necesario, y ya he conocido unos cuantos escritores principantes.

Mito 2: Publicar es cuestión de suerte
No, no lo es. Para publicar una novela usted solo tiene que escribir una novela con una calidad que cumpla los estándares de publicación.
Si trabaja lo suficientemente duro durante el tiempo suficiente, no hay nada que le impida tener éxito.

Si no le publican, la mala suerte solo es algo a lo que echarle la culpa.
Claro, tiene que ser persistente. El primer agente literario que lea su manuscrito tal vez no reconozca la gran pieza de escritura que hay en él, así que tendrá que estar preparado para abordar a un buen número de agentes literarios.
También puede que tenga que estar dispuesto a deshechar su primera novela y escribir una segunda, una mejor.

Sin embargo, al final la crema siempre sube a la superficie.
Nunca lo olvide. Y deje los lamentos sobre la mala suerte para aquellos escritores que no están dispuestos a trabajar lo suficientemente duro o el tiempo suficiente para tener éxito.

# 1 Primer secreto para escribir una novela: Escribir ficción lleva tiempo y esfuerzo
Tienes que trabajar en ello, no solo durante unas cuantas semanas o meses, sino durante todo el tiempo que sea necesario (durante años si así fuera necesario).
Escribir una novela que cumpla los estándar de calidad de pubicación lleva tiempo (mucho tiempo) y voluntad de trabajo duro.
Esta es una de esas verdades incómodas que muchos recién llegados a la escritura deciden pasar por alto, el motivo por el que en realidad nunca terminan nada. Pero de lo que estos recién llegados a la escritura de novelas no se dan cuenta es de lo siguiente:
Escribir una novela puede ser un reto, pero en realidad no es tan difícil como todo el mundo piensa, no una vez que ha aprendido las ‘reglas’ de cómo escribir una novela.
El trabajo que representa un reto también es muy gratificante, a diferencia del trabajo fácil que, si lo piensa, no resulta gratificante en lo más mínimo.

El trabajo duro también puede ser divertido, especialmente si se las arregla para centrarse en el trabajo de hoy y no se estresa acerca de cuánto tiempo le llevará hasta alcanzar el destino final.
Comenzar un libro es muy duro. Estoy tratando de comenzar una ahora y sigo dándole vueltas al material y preguntándome a mí misma “¿Puedo hacer esto? No creo que sea lo suficientemente inteligente.” Pero tiene que ser difícil. Tienes que tener una verdadera adoración por la empresa que vas a acometer. ” – Barbara Kingsolver

# 2 Segundo secreto para escribir una novela: necesita dominar su arte
No estoy seguro de si el segundo de mis secretos para escribir una novela es tan importante como el primero o no. Tal vez no lo sea. Pero sin duda es importante, y es una gran manera de elevarse por encima de la competencia.
El punto clave es: el aprendizaje de las reglas de la escritura no es suficiente, usted tiene que convertirse en un maestro de su arte, al igual que cualquier novelista de éxito lo es.
En el difícil mundo de hoy, tener un vago conocimiento de la teoría de cómo contar una historia no es suficiente, sobre todo porque no va a estar en condiciones de romper las reglas de escritura (y lograr un conocimiento profundo de las reglas que le permita romperlas es la clave para dominar verdaderamente su oficio).