ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

martes, 7 de abril de 2015

CONSEJOS Y SUGERENCIAS PARA GUION de Robert Mckee


CONSEJOS Y SUGERENCIAS PARA GUION 
 Robert Mckee

Robert Mckee, conocido como "el gurú del guión", expone en su libro ”El Guión” las herramientas que el considera necesarias para la creación de historias funcionales y sobre todo de calidad. Lo más relevante es que su teoría es sobre la forma, no sobre fórmulas, ofreciendo los componentes que distinguen una historia de calidad, sobre los miles de historias del resto o del montón.
Sus admiradores han recogido sus recomendaciones a manera de sentencias, decálogos o mandamientos. Aquí los recopilamos:


1. Respetarás a la audiencia.

2. Investigarás.

3. Dramatizarás la exposición.

4. Pon un subtexto debajo de cada texto.

5. Crearás personajes complejos en lugar de historias simplemente complicadas.

6. No utilizarás falsos misterios ni sorpresas baratas.

7. No utilizarás el deus ex machine para llegar a tu final.

8. No le harás la vida fácil a tu protagonista.

9. Llevarás tu historia hacia la profundidad y amplitud de la experiencia humana.

10. No dormirás con alguien que tenga más problemas que tú.



De sus teorías se extraen estos “diez mandamientos” :

PRIMERO: No le quitarás de las manos la crisis/el clímax al protagonista. Mandamiento anti "deus ex machina". 

SEGUNDO: No le facilitarás la vida al protagonista. En un argumento nada progresa si no es a través del conflicto. 


TERCERO: No harás una exposición porque sí. Dramatízala. Convierte la exposición en munición. Utilízala para girar el final de una escena, para favorecer al conflicto.


CUARTO: No utilizarás falsos misterios ni sorpresas fáciles. No escondas nada importante que sepa el protagonista. Mantennos al nivel del héroe. Que sepamos lo que él/ella sabe. 


QUINTO: Respetarás a tu público. Mandamiento antimercenario. 


SEXTO: Conocerás tu mundo como Dios conoce éste. Mandamiento pro­investigación. 


SÉPTIMO: No complicarás con nuevos elementos ya que la complejidad de los que dispones es mejor. No multipliques las complicaciones en un solo nivel. Utiliza las tres: intra-personal, interpersonal, extra-personal. 


OCTAVO: Llevarás las situaciones al límite, negando las negaciones, llevan­do a los personajes hasta los extremos y la profundidad más lejanos del conflicto imaginables dentro del propio espectro de probabilidades del argumento. 


NOVENO: No escribirás con evidencia. Pon un subtexto debajo de cada texto. 

DÉCIMO: Reescribirás.


APUNTES



1. Protagonista

Hay una cosa muy importante de recordar y tener en cuenta al escribir: el protagonista de su historia debe tener un objetivo, ya que todos los eventos que le suceden a él influirán en la forma que elige para lograr este objetivo. Toda la historia gira en torno de eso.

2. Antagonista

Junto con un protagonista, el antagonista juega un papel muy importante en la historia, y ¡nunca se le debe subestimar! Cuanto más fuerte y más hábil que su protagonista es, más interesante será para su público, para observar su confrontación y la lucha con el protagonista.De esa lucha se deriva la historia.

3. Obstáculos

Un protagonista siempre debe superar diferentes obstáculos para lograr su objetivo; así que, si no los tiene en su historia, ¡hay que crearlos! Pero recuerde: estos obstáculos deben ser claros y comprensibles para el público, que muestren cómo los riesgos y sacrificios le permiten al protagonista algo muy importante: llegar a su objetivo, además de mostrar su voluntad, su carácter y su espíritu.

4. Punto de inflexión

Nunca escriba una escena donde nada importante va a suceder! Hay que Ilustrar hechos y acciones de un protagonista en todas las escenas de su historia, haciendo de estas acciones un punto de inflexión de la historia, y dejar que ellos demuestren la motivación del protagonista sin crear escenas separadas para ello. Estas pueden ser muy peligrosas y distractoras. Se pueden salir de las manos.

5. Diálogo

Como sabemos, las acciones pueden proporcionar mucha más información que las palabras; es por eso que no se debe escribir el diálogo cuando se tiene la oportunidad de ilustrar algo con acciones de los personajes. El diálogo debe ser inteligente, ingenioso y claro, para que el público entienda y tome suficiente información de ellos. Aprenda a decir mucho con un mínimo de palabras.

6. Monólogos

Nadie está interesado en las historias didácticas donde el habla es similar a una especie de sermón. Nadie paga para que lo regañen. No escriba largos monólogos que pretenden enseñar cosas obvias a la audiencia: que entiendan la moraleja de su historia sin todas esas homilías monótonas que todos odiamos a escuchar en la escuela!

7. Su investigación

Por ser un escritor, usted entiende claramente lo que es el bloqueo del escritor: es ese momento desagradable cuando no se tiene idea de qué escribir. La cruda verdad  es que un bloqueo tal suele aparecer debido a la falta de información, no de inspiración, por lo tanto, hay que leer libros y hacer su propia investigación para utilizar esta información y potenciarla junto con su imaginación y su experiencia personal. A menudo, la imaginación por sí sola no es suficiente para una  creación de escenas épicas o memorables. Hay que documentarla, alimentarla de datos relevantes.

8. Las palabras que usas

Hacer un  Guión difiere un poco de escribir una novela. Cuando una persona (un actor, productor, un director) lee el guión propuesto, deben tener una idea clara de cada escena; así, piense cuidadosamente de las palabras que utiliza. Trate de nombrar objetos y describir acciones claramente, usando palabras vivas. 

9. Sus temores

El 90% de sus escritos son basura y allí  terminarán, en el olvido. Es triste ... pero cierto. Podrían pasar años antes de tener éxito; Así que, prepárate para un largo y difícil camino hacia el éxito. No tenga miedo al fracaso; es una parte natural de logro! Si al menos el 10% de su escritura termina bien, puede considerarse un tipo con suerte. 

10. Sus creencias

Sus lectores no son idiotas, y nunca van a creer el concepto de su historia si usted mismo no se la cree. Recuerde que su historia es su propia visión de esta vida; así, sea honesto con usted mismo, con su público y escriba sobre sus propias convicciones para que otros se la puedan creer. 


Otras citas:
La imaginación, cuando se ve forzada a trabajar dentro de un marco muy estricto, debe realizar el mayor de los esfuerzos, lo que la llevará a producir sus mejores ideas. Cuando se le ofrece una libertad total, probablemente su trabajo resulte deslavazado. T.S. Elliot
El primer borrador de cualquier cosa es siempre una mierda. Ernest Hemingway
Resulta esencial que el público sienta cierta curiosidad. Sin ella se detiene el empuje narrativo.
Una película no es una serie de fotografías.
Cada historia eficaz nos envía una idea cargada, y consigue que la idea penetre en nosotros de tal forma que debamos creerla.
           "Siempre vamos a tener que adaptar novelas", admite, "pero necesitamos guionistas con una              visión original del mundo y la vida". Y, sobre todo, añade, el cine precisa guionistas que                      sean "antenas vivas", que perciban hacia dónde se mueve el mundo.

Tomado de: