ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

martes, 13 de febrero de 2018

CÓMO ESCRIBIR UNA NOVELA CORTA

CÓMO ESCRIBIR UNA NOVELA CORTA


Una novela corta, también conocida como “nouvelle”, suele tener entre 20 000 y 40 000 palabras. Está diseñada para leerse en un par de sesiones cortas, sumergiendo al lector durante un corto periodo de tiempo. Es posible que desees escribir una novela corta para un divertimento o como un desafío de escritura. Si es así, comienza con una lluvia de ideas. Luego, escribe la novela con una descripción sólida y detalles vívidos para que el lector se sumerja en la historia.

Parte I
Hacer una lluvia de ideas para la novela corta
1
Enfócate en un personaje principal o narrador que sea atractivo. Las novelas cortas son mejores cuando se centran en un narrador y sus interacciones con otros personajes. Crea un narrador que tenga una voz o estilo único. Haz que el narrador sea peculiar y específico. De esta forma, podrá transportar al lector al mundo donde se desarrolla la historia en un corto periodo de tiempo.
Por ejemplo, puedes hacer que el narrador sea un adolescente con una discapacidad y sea considerado como marginal en su pequeña ciudad.
2
Utiliza un escenario como inspiración para la novela corta. El escenario puede ser otro buen punto de partida para una novela corta. Escoge uno del que tengas mucho que decir y por el que tengas curiosidad. Elige un escenario que sea nuevo o atractivo para el lector. Luego, estructura la novela entorno a él.
Por ejemplo, puedes escribir una novela corta ambientada en una isla caribeña durante un levantamiento político, o utilizar tu vecindario como el escenario principal en la novela y, de esa forma, estructurar a los personajes y el conflicto en torno a ese ambiente.
3
Toma una historia corta existente y conviértela en una novela. Si tienes algunas cuantas historias cortas que has estado intentando expandir, trata de convertir alguna en una novela corta. Elige una historia corta que sientas que puede ser más larga o más completa. Trata de usar el mismo conflicto, escenario y personajes para la novela.
Por ejemplo, quizás tienes una historia corta sobre un muchacho perdido en una pequeña ciudad que piensas que podría ampliarse en una novela corta.
4
Lee ejemplos de novelas cortas. Para tener una mejor idea de cómo escribir una novela corta, lee ejemplos que se consideren exitosos o bien hechos. Puedes leer novelas cortas como:
El corazón de las tinieblas
Crónica de una muerte anunciada
El guardián entre el centeno
El túnel
Pedro Páramo
La metamorfosis
Aura
El extranjero

Parte II
Redactar la novela corta
1
Comienza en la escena. Comienza con la acción y la escena para que tu lector quede atrapado de inmediato. Concéntrate en una escena que involucre a tu narrador o personaje principal. Empieza con una escena que le dará al lector una idea de la voz narrativa y del estilo del resto de la novela.
Por ejemplo, puedes comenzar con una escena que involucre al personaje principal y a su madre. De esta forma, la relación entre el personaje principal y su madre podrá desarrollarse en el resto de la novela.
2
Crea un conflicto central. Una novela corta debe centrarse solamente en un conflicto o situación que involucre a tu personaje principal. Esto evitará que la novela crezca hasta convertirse en una narración más larga y hará que sea más fácil para ti mantenerte enfocado mientras escribes. Crea un conflicto central en la novela y parte desde allí.
Trata de resumir la trama o el conflicto central de la novela en una sola oración. Si puedes hacerlo, el conflicto o la trama será lo suficiente clara para la novela corta.
Por ejemplo, puedes crear un conflicto central como “El adolescente José Pérez lucha por librarse de su madre religiosa y lidia con el hecho de ser una marginada social en una pequeña ciudad al sur del país”.
3
Incluye un número limitado de personajes y escenarios. Solo ten uno o cuatro personajes como máximo en tu novela corta. Esto te ayudará a evitar sentirte abrumado por haber demasiadas personas en una obra muy corta. Puedes enfocarte en uno o dos personajes principales, y en uno o dos personajes secundarios.
También debes limitar tus escenarios para que el lector pueda estar inmerso en la novela. Por ejemplo, puedes tener un escenario principal, como la pequeña ciudad donde vive el narrador. Luego, también puedes tener un escenario secundario, como el campamento de verano en el bosque al que esa persona va por un mes.
4
Utiliza la repetición y el ritmo. Una novela corta debe avanzar rápidamente para mantener al lector inmerso. Repite temas e ideas claves a lo largo de la novela. Incluye escenas o momentos recurrentes para que se sienta que tiene un buen ritmo.
Por ejemplo, tal vez tu narrador va al médico de forma recurrente como parte de la estructura de la novela. o quizás tu personaje principal traza el movimiento de una estrella en el cielo a lo largo de la historia para unificar todo.
5
Crea un final impactante. Una novela corta se presta para un final con un golpe emocional. Sorprende a tu lector con un buen giro al final. Establece las expectativas del lector y luego derríbalas. Haz que el final sea sorprendente e inesperado ya que esto dejará al lector satisfecho cuando termine la novela.
Por ejemplo, puedes tener un final satisfactorio donde el personaje de la madre acepte al personaje principal por cómo es, a pesar de sus creencias religiosas.

Parte III
Perfeccionar una novela corta
1
Lee la novela en voz alta. Una vez que hayas terminado un borrador de tu novela corta, léela en voz alta de principio a fin. Observa cómo suenan las frases de esta manera. Presta atención al ritmo de la novela y asegúrate de que cada capítulo o transición de sección se realice sin problemas entre sí.
Leer la novela en voz alta también te ayudará a detectar los errores de ortografía, gramática o puntuación.
2
Muéstrale la novela a alguien más. Pídeles a tus amigos, compañeros y familiares que lean la novela. Elige personas en las que confíes y respetes para que lean tu obra. Mantente abierto a los comentarios constructivos y escucha lo que tengan que decir acerca de la novela.
Pregúntales a tus lectores si la novela les parece atractiva y entretenida. Haz preguntas sobre el ritmo, la caracterización y la descripción en la novela.
También puedes unirte a un grupo de escritura, o crear tu propio grupo y hacer que su taller sea sobre tu proyecto de novela.
3
Revisa la longitud y la claridad de la novela. Una vez que hayas recibido comentarios sobre la novela, revísala para que tenga entre 20 000 y 40 000 palabras. Corta cualquier escena que sea demasiado larga o innecesaria, aclara cualquier oración o sección confusa para el lector, y pule la novela para obtener la mejor versión.
Después de haber revisado la novela, decide si te gustaría publicarla para poder compartirla con una amplia audiencia.

Otros TIPS:

Planificar y planificar
Muchos escritores piensan que debido a su extensión, las novelas cortas son algo que pueden sentarse y escribir. Este no es el caso. Al igual que con su prima (la novela larga) la corta necesita ser planificada de antemano ... La planificación anticipada utilizando cualquier estímulo puede marcar la diferencia entre una novela corta y una simple anecdota.

Describe tu novela en una oración
Las novelas cortas tienen tramas simples y personajes mínimos (pero no simplotes ni desechables. Se refiere a la “economía” no a la futilidad). Los aspectos clave de una novela corta son su trama simple y pocos personajes centrales. Si la trama no puede describirse en una oración, la idea puede ser más apropiada para una novela que para una novela corta.

 Comience con el conflicto
Crear un conflicto en las primeras páginas de una novela atraerá al lector y lo alentará a continuar leyendo. Esto podría ser cualquier cosa, desde una batalla de vida o muerte conta un objetivo o algo que se ha perdido y que hay que encontrarlo a toda costa. Cree un conflicto que el personaje debe enfrentar desde el principio y el lector se sentirá atraído a descubrir cómo se resuelve este conflicto, si es que lo hace.

Considere escribir en primera persona
Es importante crear una conexión instantánea entre el personaje principal en la novela y el lector. Esto alentará aún más al lector a seguir leyendo mientras desarrollan una relación de empatía con el héroe o la heroína: esto es mucho más fácil de lograr a través del punto de vista de primera persona que de la tercera.

Minimice el número de personajes y la configuración de las descripciones
Incorporar una gran cantidad de características de los personajes no permitiría un gran desarrollo, por la menor cantidad de palabras que exige una novela corta. Trate de usar unos pocos caracteres que se necesiten para crear personalidades completas. Lo mismo puede decirse de la configuración, ya que no hay suficientes palabras para escribir largas descripciones detalladas de la trama o los ambientes. Se deben usar configuraciones simples para un mayor efecto dentro de una novela corta.

Evite demasiadas (o cualquier) subtramas
Las novelas cortas tienden a circular alrededor de una trama clave y muy raramente tienen más de una subtrama. No hay tiempo suficiente para concluir una gran cantidad de historias más pequeñas; un evento, un problema, debe ser el centro de la atención de la novela.

Aumenta el ritmo
En una novela, el escritor tiene tiempo para arrastrar eventos, describir detalles más pequeños y centrarse en secciones menos importantes de la narración. Esto no es posible en una novela corta. Para mantener el formato y atrapar al  lector, el ritmo debe ser rápido. Largas y prolongadas escenas empujarán la novela corta hacia el estado de novela tradicional.

Mantenlo fluido
Debido a su longitud, las novelas pueden darse el lujo de tener paradas y comienzos en forma de partes, actas o capítulos, con brechas de tiempo, cambios de perspectiva o aumentos y caídas de la tensión dramática. Debido a su longitud, las novelas cortas no pueden permitirse hacer esto, por lo que es vital mantener un hilo de historia central fuerte y mantenerlo fluido.

Revisar, revisar, revisar
No se puede esperar que nadie arroje en una primera instancia una novela excelente, especialmente si el escritor no ha publicado nada de antemano. Esto no es común. La probabilidad es que puede haber un exceso de descripción inútil y caracteres muchas veces sin sentido. La revisión permitirá recortar los elementos redundantes, dejando una novela más concisa y optimizada.

Relájate y diviértete!

Escribir no tiene que ser estresante. A menudo es algo que muchos eligen hacer por placer. Una nouvelle es mucho más corta que una novela, pero no por ello requiere mucho menos trabajo ni tampoco, mucha menos revisión. Debe entretener tanto al escritor como al lector para cumplir su objetivo. A menudo puede ser un gran punto de partida para los escritores que experimentan con las formas más largas de ficción.
Publicar un comentario