ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

domingo, 24 de abril de 2016

LAS MEJORES FRASES DE ORSON WELLES


LAS  MEJORES FRASES DE ORSON WELLES

Orson Welles rodó su primera película sin saber apenas nada de cine y le salió una obra maestra: El ciudadano Kane.
Aventurero y fabulador, enemigo de la ortodoxia y visionario. También egocéntrico y embaucador. El fracaso comercial de su ópera prima y su negativa a plegarse a estándares ajenos le enemistaron con Hollywood y dieron lugar a una carrera errática y plagada de dificultades. Así era Orson Welles, en sus propias palabras, extraídas de distintas entrevistas. Exigente, crítico, versátil y sin pelos en la lengua, este artista nos dejó frases memorables que hoy recuperamos para recordarlo.
Además, el talento de Welles no se limitaban a la dirección de cine, también era actor de teatro y cine, productor, director de teatro, locutor y escritor.
Desafortunadamente, Orson Welles es casi tan bien conocido por lo que sí realizó (incluyendo la famosa adaptación radiofónica de La guerra de los mundos que provocó pánico entre los estadounidenses), como por los proyectos que nunca pudo terminar o que fueron modificados por las compañías productoras. Su trayectoria está marcada por películas como The Magnificent Ambersons / El cuarto mandamiento (1942) fueron “mutiladas” por el estudio o por intentos fallidos de realizar ambiciosos proyectos, como adaptaciones del Quijote, El mercader de Venecia y El Rey Lear. Como bien dice Carlos Boyero en un artículo para El País “nunca sabremos cuántas obras prodigiosas habría creado con libertad”, pero basta con lo que conocemos para admirarlo.
Una recopilación de sus mejores frases:

 "Siempre me ha interesado más experimentar que conseguir".
"Si alguien me volviera dar un contrato como el de Ciudadano Kane, podría hacer una película mejor que aquella, pero nunca me han dado una segunda oportunidad".
"No creo que mi carrera artística sea algo tan valioso que deba anteponerse a mis convicciones".
"Un profesional no es el mejor crítico. Creo en el amateurismo y en la aproximación amateur a la crítica y a todo".
 "Voy de un lado a otro haciendo cosas diferentes y parece que hago mucho, pero no, en realidad, me siento avergonzado de lo poco que he hecho".
 "He sido víctima de la más asombrosa serie de desgracias y de la más increíble de las buenas suertes. Con los actores y el equipo con los que he trabajado he sido muy afortunado, por el contrario he tenido muy mala suerte con los productores y el dinero".
"Para mí el trabajo es parte de la vida, no sé distinguir entre ambas cosas. El trabajo es una expresión de la vida".
 "Me cuesta mucho pensar en un lugar como mi hogar, pero de tener alguno supongo que sería Woodstock, Illinois, fui allí a la escuela cuatro años (la Todd School for boys)".
  "La de director de cine es la única profesión del mundo en la que puedes ser un completo incompetente y tener éxito durante 30 años sin que nadie lo descubra".
 "Odio la concepción romántica del arte. Para mí el arte es lo último a considerar. La amistad, sin duda, está por delante".
 "No me veo a mí mismo como un profesional. Soy básicamente un aventurero. La gente más seria y profesional probablemente son quienes hacen mayores aportaciones al arte. No me gustaría ser uno de ellos".
"Algo que me gustaría hacer y nunca he hecho es usar este medio (el cine) para algo que no sea entretener".
 "Nunca he engañado al público. Bueno, quizá si lo haya hecho, pero nunca intencionadamente".
"Empecé en lo más alto y desde entonces he ido cayendo".
 "He gastado demasiada energía en cosas que no tienen nada que ver con una película. Ha sido un 2% hacer películas y un 98% trapichear (para conseguir dinero). No es manera de pasar la vida".
"Incluso si los viejos y buenos tiempos nunca existieron, el hecho de que podamos concebir un mundo así es, de hecho, una afirmación del espíritu humano".
 "No estoy resentido por cómo Hollywood me ha tratado sino por cómo ha tratado a D.W. Griffith, Josef von Sternberg, Erich von Stroheim, Buster Keaton y a otros cientos".
 "Todo en mí es una contradicción, al igual que en cualquier otra persona. Estamos hechos de oposiciones, vivimos entre dos polos. Hay un filisteo y un esteta en cada uno de nosotros, un asesino y un santo. Los polos no se reconcilian. Simplemente se reconocen".
 "Una película nunca es realmente buena, a menos que la cámara sea un ojo en la cabeza de un poeta".
"Los únicos buenos artistas son femeninos. No creo que exista un artista cuya característica dominante no sea femenina. No tiene nada que ver con la homosexualidad, pero intelectualmente, un artista debe ser un hombre con aptitudes femeninas.
"Hollywood se me murió en cuanto llegué allí. Ojalá hubiese ido antes. El auge de los independientes fue mi ruina como director".
 “Mis favoritos son los viejos maestros. Es decir, John Ford, John Ford y John Ford”.
 “Para mí el trabajo es parte de la vida, no se distinguir entre ambas cosas. El trabajo es una expresión de la vida“.
 “Me case para vivir juntos, pero ninguno se lo tomó muy en serio.”
 “Cada actor muy íntimamente cree todo lo mal que escriben de él.”
–“Dirigir películas es un refugio perfecto para los mediocres.”
“Lo peor es cuando has terminado un capítulo y la máquina de escribir no aplaude.”
 “Odio la televisión del mismo modo que detesto los cacahuetes. Pero no puedo dejar de comer cacahuetes.”
 “La falsedad es tan antigua como el árbol del Edén.”
 “Muchas personas son demasiado educadas para no hablar con la boca llena, pero no se preocupan de hacerlo con la cabeza vacía.”
“El hombre es un animal racional que siempre pierde su temperamento cuando ha de actuar de acuerdo con los dictados de la razón.”
 “Tener o no tener un final feliz depende de dónde decidas detener la historia.”
 “No pienso en que alguien se acuerde de mí, encuentro tan vulgar trabajar para la posteridad como por dinero.”
“Las personas a las que les va bien en el sistema [de Hollywood] son personas cuyo instintos, cuyos deseos [están naturalmente alineados con los de los productores] – que quieren hacer el tipo de películas que los productores quieren producir. Las personas que fracasan – las personas que han pasado largos periodos malos; como [Jean] Renoir, por ejemplo, quien creo que era el mejor director de todos los tiempos – son personas que no quisieron hacer el tipo de películas que los productores quieren hacer. Los productores no querían hacer una película de Renoir, aunque fuera un éxito.”
 “Mi gran aporte a Ciudadano Kane fue la ignorancia; no sabía que hubiera cosas que no se podían hacer.”
“Creo que es muy dañino para los cineastas ver películas porque o las imitas o te preocupas por no imitarlas, y deberías hacer películas inocentemente y yo perdí mi inocencia. Cada vez que veo una película pierdo algo y no gano nada. Nunca entiendo a que se refieren los directores cuando me dan un cumplido y dicen que han aprendido de mis películas, porque no creo en el aprendizaje de las películas de otras personas. Deberías aprender de tu propia visión interna y descubrir inocentemente como si nunca hubiera existido D.W. Griffith o Eisenstein o Ford o Renoir o nadie.”
“Conozco la teoría de que la palabra es secundaria en el cine, pero el secreto de mi trabajo es que todo está basado en la palabra.”
“El escritor necesita una pluma, el pintor un pincel, el cineasta todo un ejército.”
Tomado de: