ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

sábado, 28 de marzo de 2015

10 CONSEJOS PARA CREAR PERSONAJES INOLVIDABLES


10 CONSEJOS PARA CREAR PERSONAJES INOLVIDABLES

Los  tutores de la Escuela de Formación de Escritores ofrecen consejos basados en su propia experiencia creativa y en su experiencia lectora y docente.
Tomado de:
http://escueladeformaciondeescritores.es/10-consejos-para-crear-personajes-inolvidables/

Los  tutores responden a la necesidad de los alumnos, de crear personajes inolvidables:

Chris J PeakeChris, tutor de Novela Fantástica:
1) Conoce a tu personaje: debes saberlo todo a cerca de tus personajes, y especialmente sobre tus protagonistas (y antagonistas): su pasado, sus motivaciones, sus miedos, sus traumas, sus gustos, su familia, amigos y enemigos… en definitiva, su personalidad y todos aquellos rasgos que te indiquen cómo se comportaría en una situación concreta. Respeta su propia voluntad.

Para ayudarte en esta labor, puedes crear “fichas de personaje”, donde incluyas toda la información que creas necesaria, información que no tienes por qué dar después al lector, se trata simplemente de una guía para conocer a tu personaje.

Jaume Vicent, tutor de Novela negra y de misterio y de Introducción al terror
2) Los personajes deben ser fácilmente reconocibles por el lector. Cada uno de tus personajes debe tener su propia personalidad, tiene que hablar de forma que se le distinga del resto. Todos los personajes deben ser únicos (aquí entra también el nombre, no hagas como en Cien años de soledad, tú no eres Márquez) y reconocible. Haz que tenga una voz única, una apariencia única. Tus lectores, además, querrán sentirse identificados con uno de ellos no importa si son buenos o malos, dale a cada uno algo diferente, algo a lo que tu lector pueda agarrarse.

Isabel Martínez Barquero, tutora de Iniciación en el relato
3) Que el personaje resulte inolvidable para el lector va a depender del grado de humanidad con que lo dotemos. Ha de ser contradictorio, como lo somos los humanos, pero sin que esa característica anule una forma de ser que el lector identifique enseguida o, dicho de otro modo, ha de tener coherencia, incluso dentro de las incoherencias que su carácter le imprima. Ha de mostrarse abiertamente en sus sentimientos y pensamientos.

Si el autor se enamora del personaje, se nota y adquiere una gran fuerza. También si el autor detesta a un personaje, se nota.

Yolanda González Mesa, tutora de los talleres de Productividad para escritores y Scrivener
4) Hay tres estereotipos femeninos que se repiten hasta la náusea en miles de novelas y películas. Repasa tu historia y comprueba si tus personajes femeninos corresponden a estos clichés. Si es así, cámbialos, aléjalos del tópico, y lograrás hacerlos únicos:
– La madre/reposo del guerrero: da igual que espere al héroe con su postre favorito o medio en pelotas en una cama, su función es la misma: dar un respiro al protagonista y de paso recordarles a él y al lector que es el más dulce hijo o el mejor de los amantes, y en general un tipo sensible, aunque lo esconda.
– Detonante/víctima: el malo ataca a “la chica” de algún modo y el héroe la rescata, la venga, o ambas cosas. En tu historia y en otras cinco millones que han contado antes.
– Loca/mala: es mala, el origen de su maldad es que está loca y además histérica, y el origen de su locura no es necesario explicarlo, porque total, está loca. Y es mala.

José Juan Picos, tutor de Novela Histórica
5) Un personaje literario inolvidable es un crash test dummie, un muñeco de prueba que impide que nos mate la frustración y la rutina. Sufre lo indecible, ama con pasión y miedo, aspira, ambiciona, teme, es derrotado, cae malherido, se levanta y, a veces, vence.
Como los muñecos de prueba automovilísticos, un personaje se pone al volante, se lanza a toda velocidad, se estrella y no muere (o sí). Combina el anhelo de vivir intensamente y el terror a la muerte, extremos esenciales del ser humano. Lo mejor es que, al cerrar el libro, dejamos reposar la cabeza en la almohada y vivimos otro sueño. Cuanto más cerca del muro de impacto nos lleve, más inolvidable.

Rebeca Rus, tutora de Novela Romántica
6) Lo más importante para que tu personaje funcione es que tenga un motivo interior, algo que le inspire y que le haga evolucionar, moverse, ir más allá a lo largo de la historia que estás escribiendo. Ese motivo no tiene por qué estar exteriorizado de cara al público (puede ser su secreto, como dicen los guionistas), pero tú sí tienes que ser consciente de ello mientras escribes, no olvidarlo nunca y que se destile con cada acción o palabra de tu personaje. Lo convertirá en un ser de carne y hueso.

Ana Bolox, tutora del taller de Novela Policíaca
7) Los personajes más convincentes y persuasivos para el lector son aquellos que presentan una consistencia interna, capaz de asombrar o sorprender. Y, para ello, es necesario dotarles con cuatro particularidades:
1. Un deseo, necesidad o ambición.
2. Un secreto.
3. Una contradicción.
4. Una debilidad.



Víctor J Sanz, tutor de varios talleres de Narrativa:
8) Para conseguir personajes increíbles debes proyectar personajes creíbles. Los lectores se cansan de los personajes que pueden con todo, pero también de los que no pueden con nada.

9) Encuentra la manera de conectar a tu personaje con el lector mediante los sentimientos. Los personajes más interesantes son aquellos que tienen defectos o limitaciones conocidas por el lector y ante los que se abre el abismo de enfrentarse a ellas. Esas limitaciones pueden suscitar en el lector la incertidumbre sobre el resultado de ese enfrentamiento, así como la necesidad de vivir esa misma experiencia de primera mano, pero sin correr ningún riesgo


10) Todo personaje principal debe experimentar un proceso transformador durante el relato. La profundidad de esa transformación puede determinar el grado de aceptación por parte del lector.