ANTOLOGIA DE DECALOGOS LITERARIOS

"Los Diez Mandamientos, considerados útiles reglas morales para vivir en sociedad, tienen un excelente uso literario. El escritor, al contar sus historias, debería hacer que sus personajes violen constantemente estos mandamientos, en conjunto o por partes. Mientras alguien robe, mate, mienta, fornique, blasfeme o desee a la mujer del prójimo tendremos un conflicto y en consecuencia una historia que contar. Por el contrario, si sus personajes se portan bien, no sucederá nada: todo será aburridísimo."
Fernando Ampuero


Uno de los más interesantes y que recoge más sabiduría, tiene un solo postulado. Se lo leí a Alejandro Quintana y dice:

"Porque en realidad ya se ha contado todo; lo novedoso es contarlo de forma interesante".

Es muy común que los escritores, cuando gozan de cierto reconocimiento, decidan organizar sus ideas en forma de recomendaciones que suelen enumerar en listas, generalmente en forma de decálogos, muy a manera de configurar una suerte de "Tablas de la Ley"o de "Diez Mandamientos" , en los que pontifican,-con razón o sin ella, en concordancia con su prestigio y sabiduría o apenas haciendo gala de una vana pretensión un tanto ególatra- sobre sus verdades decantadas acerca del oficio de escribir.

Unos condensan verdaderas sentencias, otras son apenas esbozos que naufragan en su propia babosería; unos son un compendio de ingenio, otros verdaderos destellos de humor, mientras algunos apenas sí resbalan como peligroso chascarrillo en el reino del lugar común.

De todas maneras, en esta página recopilamos algunos de ellos, como elemento para el análisis y estudio de los interesados en el ejercicio de escribir. Muy recomendado para aprendices y aficionados, para lectores desprevenidos, para alumnos de talleres literarios y para todos los que se deleitan del bello arte de la Literatura.

Al final citamos los más ingeniosos, clásicos, reconocidos o polémicos.

Lo que comenzó como un divertimento, pasó a ser una disciplina que permite enriquecer la teoría de la creación literaria, en la voz de los maestros. La idea original parte de la página www.emiliorestrepo.blogspot.com
Comentarios y aportes, favor remitirlos a emiliorestrepo@gmail.com

jueves, 14 de julio de 2016

CONSEJOS LITERARIOS (recopilación frases de varios autores)

CONSEJOS LITERARIOS (recopilación de frases de varios autores)



Lo que han dicho los que saben escribir:

"Si quieres ser escritor, escribe" (Epicteto).
"El arte de escribir consiste en el arte de interesar" (Jacques Delille).
"Escribir es un ocio muy trabajoso" (Goethe).
"El que escribe para comer, ni come ni escribe" (Quevedo).
"La literatura es mentir bien la verdad" (Juan Carlos Onetti).
"La única recompensa que puede esperarse del cultivo de la literatura es: el desdén si se fracasa, y el odio si se triunfa" (Voltaire).
"La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor" (Ernest Hemingway).
"La literatura está llena de cosas inútiles absolutamente necesarias" (Rosa Montero).
"Ser poeta no es una ambición mía, es mi manera de estar solo" (Fernando Pessoa).
"El primero que comparó a la mujer con una flor fue un poeta; el segundo, un imbécil" (Voltaire).
"Para que lo que se escribe pueda denominarse literatura es necesario que produzca al lector un placer. No sólo por lo que se dice, sino por la manera de decirlo" (R. Brooke).
"Repetir cosas ya dichas y hacer creer a la gente que las lee por primera vez; en eso consiste el arte de escribir" (Remy de Gourmont).
"¿Crees acaso que si Laura se hubiese casado con Petrarca éste le hubiera escrito sonetos toda su vida?" (Lord Byron).
"El hombre que escribe sobre sí mismo y sobre su tiempo, es el único que escribe sobre todo el mundo y sobre todas las épocas" (G.B. Shaw).
"La claridad es necesaria en la ciencia, pero en la literatura, no. Ver con claridad, es filosofía. Ver claro en el misterio, es literatura" (Pío Baroja).
"En literatura no hay temas buenos ni malos. Hay tan sólo temas bien o mal tratados" (Cortázar).
"El secreto para ser aburrido, es contarlo todo" (Voltaire).
"Los artistas y escritores son un producto de la generosidad de los demás" (Borges).
"Tiemblo por no haber escrito más que un suspiro, cuando creí haber descubierto una verdad" (Sthendal).
"Todos tenemos un gramo de poesía" (Álvaro Mutis).
"Hay que escribir muchas veces mal para aprender a escribir bien" (Carmen Bueno).
"Los dedos se mueven sobre el teclado sin que yo los gobierne. Las palabras surgen en la pantalla como si no las escribiera. Es como caminar y caminar por una ciudad desconocida y estar muerto de fatiga y no detenerse nunca" (Antonio Muñoz Molina).
"La casualidad es el novelista más grande de todos. Basta estudiarla para ser fecundo" (Balzac).
"La inventiva de la realidad no tiene límites. En cambio, las situaciones dramáticas se agotan rápidamente. No hay 36, sino 3 grandes situaciones dramáticas: la Vida, el Amor y la Muerte. Todas las demás caben ahí" (García Márquez).
"Poesía es todo lo bello que no se puede explicar y que no necesita explicación" (Juan Ramón Jiménez).
"El poeta es algo alado y sacro y no puede crear sin sentir antes la inspiración, salir fuera de sí y perder el uso de la razón" (Platón).

"Escribir es una forma de reconocerme. Es el resultado de insólitas sesiones terapéuticas, en las que soy el paciente y el médico en una sola pieza. Los poetas románticos pensaban que la voz que quedaba en sus versos era la suya propia verdadera. Sé que quien habla en mis poemas es un personaje de ficción, que trata vanamente de imitarme, que intenta incluso hacerse pasar por mí mismo, disfrazándose con mis trajes. A veces trata de engañarme, pero no lo consigue nunca. Sé que su verdad es el reverso de mi mentira. Yo lo trato como a uno de esos muñecas de magia negra, a quienes los brujos clavan alfileres para producir dolor en sus enemigos. Lo que ocurre es que, en vez de clavarle alfileres, yo se los quito" (Ángel González).

Y para terminar, 3 de León Tolstoi: 

-Cuando critiques tu propia obra siempre colócate en la posición del lector más limitado, que solo busca entretenimiento en un libro.

-Los libros más interesantes son siempre aquellos en los que el autor oculta su opinión personal sin dejar de ser fiel a ella.

-Cuando releas y corrijas tu obra nunca pienses en lo que podrías agregar, por más admirable y profundo que sea lo que se te ocurra, sino en cuánto puedes eliminar sin alterar su espíritu.